Brasilia. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, envió este lunes a la Cámara de Diputados un proyecto de ley elaborado por el Banco Central (BC) que pretende modernizar el mercado de divisas.

De acuerdo con el BC, el proyecto "busca establecer un nuevo marco jurídico más moderno, conciso y jurídicamente seguro para los mercados de divisas y de capitales en Brasil, y para los brasileños en el exterior".

"De ser aprobado por el Congreso Nacional, el proyecto (...) permitirá mejorar el ambiente de negocios en el país, aportando simplificación y agilidad a todos aquellos que se ocupan de las operaciones internacionales", señaló la autoridad monetaria en un comunicado.

Señaló que permitirá también "implementar modelos de negocios innovadores con seguridad jurídica, aumentando la competencia y prestando servicios más eficientes para el mercado cambiario y las operaciones relacionadas con el capital extranjero".

Uno de los cambios que se proponen es la posibilidad de tener cuentas de depósito en reales (moneda brasileña) y en moneda extranjera, así como cuentas de custodia mantenidas por organizaciones internacionales.

Uno de los cambios que se proponen es la posibilidad de tener cuentas de depósito en reales (moneda brasileña) y en moneda extranjera, así como cuentas de custodia mantenidas por organizaciones internacionales.

Se autorizarán también cuentas de depósito y custodia de bancos centrales extranjeros e instituciones con sede en el extranjero que prestan servicios de compensación, liquidación y custodia en el mercado internacional.

"Tales preceptos contribuyen a que el real integre efectivamente los activos de estas instituciones, ampliando el uso de la moneda nacional en las negociaciones en el extranjero", indicó el comunicado.

La propuesta del BC establece además simplificar la participación de los inversionistas internacionales en valores públicos denominados en reales directamente en el exterior.

"El anteproyecto también favorece el uso del real brasileño en los negocios internacionales, al permitir el envío al exterior de órdenes de pago de terceros, desde cuentas en reales brasileños mantenidas en Brasil y titulizadas por bancos extranjeros", agregó.

La institución central apuntó que uno de los segmentos más beneficiados serán las empresas que operan en comercio exterior, porque uno de los principales objetivos del proyecto es promover mayor inserción de las firmas brasileñas en el mercado internacional.

La iniciativa contempla además eliminar la excesiva burocracia en la contratación de divisas para importaciones y exportaciones.

Busca, asimismo, eliminar las restricciones a los exportadores en el uso de los ingresos que mantienen en sus cuentas en el extranjero, así como facilitar una mayor integración de las empresas en las cadenas globales.