Nueva York. El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, pareció indicar este miércoles un final más cercano de las alzas de tasas de interés, asegurando que ahora están "justo por debajo" de las estimaciones de una posición neutral, menos de dos meses después de decir que estaban "lejos" de ese punto.

En un discurso pronunciado tras otra fuerte volatilidad en los mercados, Powell dio pocas pistas sobre cuánto tiempo más seguirá el endurecimiento monetario, aunque dijo que la tasa -que se ubica entre el 2% y el 2,25%- está ahora "justo por debajo" del amplio rango de estimaciones de neutral, que era del 2,5%-3,5% en septiembre.

"Sabemos que las cosas a menudo resultan ser muy distintas incluso de las previsiones más cuidadosas", afirmó Powell en un almuerzo en el Club Económico de Nueva York. "Nuestro ritmo gradual de aumento de las tasas de interés ha sido un ejercicio para equilibrar los riesgos".

La Fed está inmersa en un ciclo de alzas de tasas trimestrales y volvería a subir el costo del crédito este mes. Pero señales de una desaceleración externa y casi dos meses de volatilidad en los mercados han nublado un panorama mayormente positivo en Estados Unidos, que crece bien por encima de su potencial y el desempleo es el más bajo desde la década de 1960.

Powell dijo que el banco central estadounidense está prestando una atención "muy estrecha" a los datos económicos, incluso a pesar de que espera un continuo crecimiento "sólido", un bajo desempleo y una inflación cercana a su objetivo del 2%.

Powell dijo que el banco central estadounidense está prestando una atención "muy estrecha" a los datos económicos, incluso a pesar de que espera un continuo crecimiento "sólido", un bajo desempleo y una inflación cercana a su objetivo del 2%.

La Fed se toma con igual seriedad los riesgos de una subida demasiado rápida de los fondos federales que acorte la expansión económica y, por otro lado, un alza tan lenta que provoque una aceleración de la inflación o inestabilidad financiera, señaló.

El índice S&P 500 de Wall Street ha caído cerca de un 8% desde inicios de octubre, cuando Powell exhibió un tono bastante confiado respecto a la economía y la necesidad de que la Fed evite un sobrecalentamiento. Powell y otros funcionarios se han expresado con más cautela desde entonces, coincidiendo con la desaceleración en Europa, Japón y China.

Más temprano, la Fed publicó su primer reporte sobre estabilidad financiera, que advirtió que la tensión comercial, las discusiones del Brexit y los problemas en China y las economías emergentes podrían golpear al sistema financiero de Estados Unidos, donde los precios de los activos son "elevados" y la calidad del crédito de las firmas podría estar "deteriorándose".

El informe destacó también varias señales de resiliencia en el sistema financiero por los impactos inesperados que podrían surgir. "Mi propia evaluación es que, si bien los riesgos están sobre lo normal en algunas áreas y bajo lo normal en otras, las vulnerabilidades generales para la estabilidad financiera son moderadas", dijo Powell.