Buenos Aires. El presidente de Argentina, Mauricio Macri, pidió a políticos, empresarios y sindicalistas del país "cambiar para siempre" la historia de la nación, y llamó al "diálogo" entre todos los sectores para superar la volatilidad de la economía.

El jefe de Estado habló la noche de este lunes en la 16º edición de la cena anual del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), que se realizó en el predio de La Rural, en el barrio de Palermo, norte de Buenos Aires, donde reconoció que "falta mucho por hacer" para lograr el desarrollo nacional.

En su discurso, Macri dijo que la economía "va por el rumbo correcto" y, si bien consideró que este "es un momento de enorme incertidumbre política" producto de las elecciones generales que tendrán lugar en octubre, remarcó: "Es la primera vez que entramos a una crisis con determinadas reglas de juego, y estamos saliendo con las mismas".

"El desafío es creer, confiar y poner el hombro. Afuera hay mucha gente esperando que ustedes den todo, como lo están haciendo ellos", dijo el mandatario ante 1.300 representantes de distintos espacios políticos, empresas y gremios.

Macri destacó en su discurso: "Hay mucha gente que espera que no especulen. Por eso los invito a ser la generación que cambie la historia para siempre".

Macri añadió: "Hay mucha gente que espera que no especulen. Por eso los invito a ser la generación que cambie la historia para siempre".

Recordó que "de los últimos 100 años, en 77 de ellos tuvimos déficit fiscal. Siempre tuvimos las mismas recetas para salir de esas crisis. Tipo de cambio fijo, control de precios, atraso en las tarifas (de los servicios públicos)".

En su discurso, el presidente argentino enumeró además acciones realizadas durante su gestión, especialmente en materia de energías renovables, lucha contra el narcotráfico, obras públicas y educación.

Argentina cerró el 2018 con una contracción económica de 2,5%, una inflación acumulada de 47,6%, una tasa de desocupación de 9,1% y un índice de pobreza de 32%, según los últimos datos oficiales.