Ciudad de México.- El gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), publicó el decreto por el que se expide la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2019, que prevé obtener recursos por 5 billones 838.059,7 millones de pesos (US$296.653 millones).

La LIF, que fue aprobada por el Congreso y remitida al Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF), estima obtener por concepto de impuestos para el próximo año tres billones 311.373,4 millones de pesos (US$168.263 millones).

Incluye ingresos adicionales de 23,768 millones de pesos a la propuesta original del Ejecutivo, los cuales se obtendrán del combate a la facturación falsa realizada por “empresas fantasmas”.

El marco macroeconómico de la LIF para 2019 prevé un crecimiento real de entre 1,5 y 2,5% anual; en particular, para las estimaciones de finanzas públicas se considera un crecimiento puntual de 2,0% real.

Para el cierre del año próximo se proyecta una inflación de 3,4%, un tipo de cambio nominal promedio de 20 pesos y una tasa de interés nominal promedio de 8,3%.

Para la mezcla mexicana de crudo de exportación se considera un precio de 55 dólares por barril y una plataforma de producción de 1 millón 847.000 barriles de petróleo diarios.

La Ley de Ingresos considera un déficit público de 2% del Producto Interno Bruto (PIB), un superávit primario de 1% del PIB y una meta de déficit para los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) de 2,5% del PIB para 2019.

Se autoriza un monto de endeudamiento neto interno para el Ejecutivo hasta por 490.000 millones de pesos, así como un monto de endeudamiento neto externo de US$5.400 millones, el cual incluye el monto neto externo que se ejercería para la contratación de financiamientos con organismos financieros internacionales.

En el mismo DOF, el Ejecutivo publicó un decreto por el que se establecen estímulos fiscales en materia del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicables a los combustibles, publicado el 27 de diciembre de 2016, así como la metodología para su aplicación.

Asimismo, publicó un acuerdo por el que se autorizan las tarifas finales de energía eléctrica del suministro básico a usuarios domésticos, así como el de estímulos fiscales a la gasolina y al diésel en los sectores pesquero y agropecuario para enero próximo, entre otras disposiciones.