El PIB de Argentina crecerá un 4% en 2022, con una inflación anual del 33%, según el proyecto de presupuesto que ingresó este miércoles al Congreso minutos antes de la medianoche.

El proyecto de presupuesto, que debe ser aprobado por el Congreso, se presentó el mismo día en que el Gobierno enfrentó una crisis después de que varios ministros que responden al "ala dura" del oficialismo presentaran su renuncia, tras la dura derrota electoral que sufrió el peronismo gobernante en las primarias legislativas del domingo.

El presidente de centroizquierda Alberto Fernández se reunió de urgencia en la tarde del miércoles con los ministros leales, quienes manifestaron públicamente su apoyo, pero hasta el momento no informó si aceptará las renuncias.

Tras el derrumbe que sufrió la economía local en 2020, que se agudizó por la pandemia de coronavirus, el Gobierno espera que el PIB crezca un 8% en 2021, con una inflación que podría superar el 40%, según estimaciones de analistas.

Expertos esperan modificaciones en el rumbo de las políticas económicas del Gobierno, que actualmente lidia con una alta inflación, una pobreza del 42% y tratativas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para renegociar una deuda de US$ 44.000 millones.