Brasilia. El real brasileño retrocedía este miércoles cerca de mínimos de todos los tiempos frente al dólar, presionado por el deterioro en el panorama de crecimiento de Brasil que podría dejar la puerta abierta a un recorte más profundo en las tasas de interés este año.

Los operadores también asimilaban comentarios del día anterior de funcionarios del banco central sobre la intervención en el mercado de divisas, incluido el presidente de la entidad, Roberto Campos Neto, y del presidente del país, Jair Bolsonaro, sobre su apoyo al ministro de Economía, Paulo Guedes.

En las primeras operaciones, el dólar subió a 4,3740 reales, muy cerca del máximo récord frente al real registrado la semana pasada de 4,3830 reales, que promovió la intervención del banco central con US$2.000 millones en el mercado de swaps.

Campos Neto dijo este martes que el banco está listo para intervenir nuevamente con el objetivo de abordar la falta de liquidez, los movimientos excesivos del mercado o la debilidad de la moneda que alimenta las expectativas de inflación. Pero también enfatizó que el real tiene un tipo de cambio flotante.

Algunos operadores también dijeron que la muestra pública de apoyo del presidente Bolsonaro este martes a Guedes, quien se vio obligado a disculparse recientemente por comparar a los trabajadores del sector público con los "parásitos", podría no haber sido tan sólida.

"Eso está creando cierta incomodidad", dijo un operador senior en Sao Paulo.