Davos. El ministro de Economía, Paulo Guedes, dijo el miércoles que la propuesta de reforma de la Previsión que está siendo estructurada por el gobierno puede rendir una economía de 700 mil millones (US$184.240 millones) a 1,3 billones de reales (US$342.155 millones) en diez años, llegar a dos tercios más que el esfuerzo del gobierno anterior, que falló.

En una entrevista con Reuters durante el Foro Económico Mundial en la estación de esquí suiza de Davos, Guedes resaltó la dimensión de una reforma de la seguridad social que los inversores consideran la piedra angular de la agenda económica del presidente Jair Bolsonaro.

"Estamos estudiando los números y ellos varían de 700 a 800 mil millones (US$184.240 millones) a 1,3 billones de reales (US$342.155 millones), entonces es una reforma significativa y nos dará un importante ajuste estructural fiscal", dijo Guedes. "Eso tendrá un poderoso efecto fiscal y va a resolver por 15, 20, 30 años", dijo.

Los inversores apoyaron las promesas de Bolsonaro de abrir la economía brasileña, reducir y simplificar los impuestos y privatizar estatales. El principal índice de Bovespa alcanzó una nueva máxima récord y el dólar cayó tras seis alzas.

Guedes dijo que el gobierno pretende reducir la carga tributaria de Brasil al 30% del Producto Interno Bruto (PIB), del 36% actualmente.

La propuesta de reforma del gobierno anterior, de Michel Temer, originalmente preveía la economía de 800 mil millones de reales (US$210.600 millones) en 10 años antes de que parlamentarios hicieran enmiendas que redujeron la economía estimada a 480 mil millones de reales (US$126.340 millones). La propuesta fue abandonada según los escándalos alcanzaron al gobierno Temer.

Una importante fuente del Ministerio de Economía dijo a Reuters el miércoles que el gobierno va a usar el discurso de justicia social y combate a los fraudes como principal arma en la estrategia de comunicación de la reforma de la Previsión para aprobarla en el Congreso hasta mediados del año.

Según la fuente, al no detallar hasta el momento las líneas maestras de la propuesta de apretar las reglas para la jubilación, el gobierno quiere evitar la oposición de sectores que serán directamente afectados por los cambios.

Impuesto sobre la renta. Sobre el Impuesto a la renta de las empresas, Guedes dijo que el gobierno analiza reducir la alícuota de 34% a 15%. Este corte "brutal" sería compensado por la tasación de dividendos, hoy exentos, puntuó Guedes. Según él, ese cambio aumentará la competitividad.

Guedes dijo que el gobierno pretende reducir la carga tributaria de Brasil al 30% del Producto Interno Bruto (PIB), del 36% actualmente.

El ministro señaló también que el gobierno considera extinguir 50 estatales en un plazo de 3 a 5 meses.