Ciudad de México. Las remesas a México, una de las principales fuentes de divisas del país, sumaron US$ 4.152 millones durante marzo y alcanzaron un nuevo máximo histórico, impulsadas principalmente por un mayor número de operaciones, informó este lunes el banco central.

Los capitales recibidos durante el tercer mes del año crecieron un 2,6% a tasa anual, su menor avance en 11 meses, debido a que se compara con marzo de 2020, cuando se registró la cifra mensual más alta hasta ahora en recepción de remesas.

El número de transacciones -principalmente desde Estados Unidos- se elevó un 4,4% interanual, sin embargo, el monto promedio por operación cayó un 2%, a US$ 370.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha reiterado la importancia de las remesas -que han incrementado su peso como porcentaje del Producto Interno Bruto- para la recuperación de la economía local, que ha sido duramente golpeada por los efectos de la pandemia.

Solo en el primer trimestre, el PIB cayó un 3,8% a tasa interanual, mientras los envíos de dinero subieron un 13% a US$ 10.623 millones, un nuevo récord para un periodo similar.

"La expectativa de un estímulo fiscal continuo y un crecimiento sólido en Estados Unidos deberían mantener un fuerte flujo de remesas en 2021", dijo Alberto Ramos, economista en jefe para México en Goldman Sachs, en un reporte.

Durante el año pasado, los capitales recibidos sumaron US$ 40.607 millones, un alza récord de un 11% respecto a lo reportado en 2019, en un año en el que la economía de México tuvo su mayor contracción desde la Gran Depresión.