Nueva York. Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense caían el martes mientras los inversores empezaban a considerar en sus proyecciones la postura moderada de la Reserva Federal para sus tasas de interés, en un panorama económico global incierto.

Los rendimientos de las deudas a 10 y 2 años retrocedían desde máximos de una semana, mientras que el retorno del bono a 30 años bajaba tras subir por dos sesiones seguidas.

La semana pasada, la Fed ocupó un tono cauto sobre la economía de Estados Unidos, sugiriendo que pausará su ciclo de alza de tasas, o incluso aliviará la política monetaria si así lo requiere la economía. Muchos economistas creen, no obstante, que la Fed podría subir los tipos una vez más este año.

Datos que mostraron cifras menores a las previstas en el sector servicios de Estados Unidos afirmaron un panorama económico más flojo.

En las operaciones de media sesión, el rendimiento de la nota a 10 años bajaba a 2,698% desde 2,724% este lunes.

El retorno del bono a 30 años caía a 3,029% desde 3,06% en la víspera. En el extremo corto de la curva, el rendimiento del papel a 2 años bajaba a 2,524% desde 2,532% este lunes.

La curva de rendimiento se aplanó un poco el martes y el diferencial entre los papeles a 10 y 2 años se redujo a 17,2 puntos básicos.

Los precios de los bonos se habían reducido el lunes luego de que los inversores redujeron sus tenencias de deuda gubernamental antes de la subasta de US$84.000 millones en deuda de esta semana. El Tesoro estadounidense venderá US$38.000 millones en notas a 3 años más tarde el martes.