Buenos Aires. El riesgo país de Argentina retrocedía ligeramente este jueves en medio de un mercado financiero doméstico con notorio reacomodamiento de precios, tras fuertes caídas en días previos por el golpe electoral que sufrió el Gobierno en las elecciones primarias.

En medio de transacciones atentas a los pasos de la política, el candidato de la oposición Alberto Fernández, que obtuvo una amplia ventaja sobre el presidente Mauricio Macri, dijo que el país no tiene "ninguna posibilidad de caer en default" si es electo.

El riesgo país elaborado por la banca JP.Morgan bajaba 28 unidades, a 1.786 puntos básicos hacia las 12.40 hora de Buenos Aires (1540 GMT), junto a un incremento en los bonos soberanos extrabursátiles del 0,8% en promedio.

"Dentro del contexto actual luce adecuado rebalancear las posiciones ya existentes en bonos soberanos argentinos en dólares con legislación local -Bonar 2024 y Discount Ley argentina principalmente-, a bonos soberanos con legislación de Nueva York y bajo nivel de paridad", dijo la banca de inversión Puente.

El riesgo país elaborado por la banca JP.Morgan bajaba 28 unidades, a 1.786 puntos básicos hacia las 12.40 hora de Buenos Aires, junto a un incremento en los bonos soberanos extrabursátiles del 0,8% en promedio.

Agregó que "el objetivo de este rebalanceo es obtener la protección adicional de la legislación extranjera, ganar capital nominal, y ubicarse con una postura más defensiva en bonos con baja paridad ante el alto nivel de incertidumbre política".

El peso mayorista apenas perdía un 0,05%, a niveles de 55,05/55,06 por dólar, cuando en las anteriores siete ruedas cambiarias arrastró una inusual caída del 17,6%, como reacción al triunfo de Fernández y las mínimas chances de una eventual reelección de Macri, quien es considerado pro mercado.

El índice bursátil S&P Merval porteño ganaba un 1,4%, a 28.398,85 unidades, con selectividad de compras entre papeles siderúrgicos, energéticos y financieros. Igualmente, este mercado arrastra una baja en torno al 35% en el transcurso de agosto.

La calificadora de riesgos Fitch recalcó este miércoles que la reciente depreciación del peso aumenta el potencial para un mayor deterioro de la economía argentina y que afectará la confianza de los inversores.