Buenos Aires. El riesgo país de Argentina avanzaba este martes en medio de las dudas que genera un plan de restricción cambiaria instrumentado para frenar la huida de capitales, en medio de una crisis financiera desatada desde las recientes elecciones primarias, dijeron operadores.

El indicador de la banca JP.Morgan subía 17 unidades, a 2.549 puntos básicos previo a la apertura de los mercados en Buenos Aires, aunque momentos antes alcanzó a rozar la zona de las 2.600 unidades.

Estos niveles son los más altos desde el 2005, cuando el país sudamericano estaba en plena reestructuración de deuda.

Los agentes financieros permanecen atentos a la reacción del mercado este martes, tras los escasos negocios anotados este lunes cuando hubo feriado en Estados Unidos.

El Gobierno del presidente Mauricio Macri anunció este domingo una serie de estrictos controles financieros para tratar de detener el derrumbe persistente del peso, en medio de una crisis de confianza por la incertidumbre política antes de las elecciones de octubre en Argentina.