Buenos Aires. El riesgo país argentino subía el miércoles 48 unidades a un nivel de 2.037 puntos básicos, valor máximo en 14 años, como respuesta a una dura crisis política y social que golpea a los mercados domésticos.

La plaza financiera doméstica comenzó a derrumbarse a mediados de mes luego de una aplastante derrota del oficialismo en las elecciones primarias. El peso acumula una pérdida del 21,8% en poco más de dos semanas.

En junio de 2005, antes de una reestructuración de deuda soberana lanzada por el Gobierno de turno, el riesgo país argentino cotizaba por encima de las 6.600 unidades.

La moneda mayorista del país sudamericano cedía un 2,93%, a 56,50/58,00 unidades por dólar en el primer valor referencial del circuito mayorista, sin intervención del banco central.

Operadores coinciden que los actuales niveles del riesgo país son indicadores de cuando un Gobierno afronta problemas de pago con su deuda.

A inicio de semana, la coalición del candidato presidencial opositor Alberto Fernández, ganador en las primarias del 11 de agosto, culpó al Gobierno del presidente Mauricio Macri -que busca su reelección- y al Fondo Monetario Internacional por los problemas económicos que enfrenta Argentina.