Lima.- El Banco Central de Reserva del Perú (BCR) manifestó que a pesar del ruido político, el riesgo país peruano se ha mantenido estable por los fundamentos macroeconómicos que el Perú ostenta.

“El riesgo país del Perú no se ha movido prácticamente hasta ahora”, señaló su presidente, Julio Velarde, en la presentación del reporte de inflación de setiembre del 2019.

Es un escenario normal de confrontación (entre el Legislativo y el Ejecutivo) y no creo que se vea nada fuerte, salvo que la coyuntura se ponga de alta intensidad, sostuvo.

Este comportamiento del riesgo país se debe a los buenos fundamentos macroeconómicos del Perú, aseveró. 

Inversionistas extranjeros. A continuación, anotó que los inversionistas extranjeros vienen a quedarse al país, pues lo conocen bien. 

“Incluso quieren estar expuestos al sol. Temporalmente podrían tratar de cubrirse en un escenario de devaluación”, dijo.

"Estos inversionistas son fondos de pensiones. Mientras no observen algo grave se quedarán en el país", refirió. 

Destacó que el ruido político no perjudicó la llegada de inversionistas del exterior al país.

"Tal es así que los inversionistas no residentes han incrementado su posición en bonos peruanos a mayor ritmo que su cobertura cambiaria", apuntó. 

De esta manera, la participación de los inversionistas extranjeros en lo que va del año pasó de 44% en diciembre pasado a 52% en agosto último, dijo. 

La mayor demanda por bonos soberanos y la percepción positiva acerca de la posición financiera de la economía peruana explican la rebaja de los rendimientos de los bonos soberanos (mayor precio), señaló.

De esta manera, la tasa de interés de los bonos soberanos a 10 años se ubicó en 4.1% a setiembre del 2019, desde una remuneración de 5.7% de diciembre pasado, destacó el economista. 

¿Qué mide el riesgo país?. El riesgo país mide la capacidad de un determinado país de cumplir con sus obligaciones financieras, y el riesgo político implícito, y de acuerdo a ello obtiene una calificación crediticia internacional.

Las principales consecuencias de un alto nivel del riesgo país son una merma de las inversiones extranjeras y un crecimiento económico menor, y todo esto puede significar desocupación y bajos salarios para la población.

Para los inversores este índice es una orientación, pues implica que el precio por arriesgarse a hacer negocios en determinado país es más o menos alto.

Cuanto mayor es el riesgo menos proyectos de inversión son capaces de obtener una rentabilidad acorde con los fondos colocados y cuanto menor sea este índice el país se hace más atractivo para los inversionistas.

El indicador se mide en función de la diferencia del rendimiento promedio de los títulos soberanos peruanos frente al rendimiento del bono del Tesoro estadounidense.