Hartford. Las autoridades de la Reserva Federal están pronosticando un resultado "casi ideal" en 2020, donde el mercado laboral permanecerá sólido y la inflación se aproximará al objetivo del 2%, pero deberían recordar considerar los posibles riesgos, dijo este lunes el jefe de la Fed de Boston, Eric Rosengren.

Entre los riesgos se encuentra la amenaza de que un mercado laboral más ajustado pueda provocar una repentina aceleración de la inflación, afirmó Rosengren, según comentarios preparados para entregar en la Asociación de Negocios & Industria en Hartford, Connecticut.

"Los banqueros centrales no tienen mucha experiencia histórica con extendidos períodos donde las tasas de interés marchan por debajo del nivel estimado de equilibrio mientras, simultáneamente, las tasas de desempleo son históricamente bajas", aseguró Rosengren. "Así que queremos estar alertas ante cualquier riesgo posible que surja".

Rosengren, quien votó en contra de los tres recortes de tasas del año pasado, afirmó que la política monetaria es expansiva y advirtió que los funcionarios necesitan vigilar el riesgo de que los precios y el mercado laboral pudieran crecer más rápido que lo esperado.

También reiteró sus temores a que las bajas tasas podrían alentar a los consumidores y empresas a tomar más riesgos e inflar el valor de los bienes raíces y otros activos. Los valores de bienes raíces comerciales y residenciales son "sensibles" a las tasas y las valuaciones podrían aumentar cuando las tasas son bajas, afirmó Rosengren.

Las autoridades esperan que la tasa de desempleo se mantenga por debajo del 4% en los rangos vistos el año pasado, según el jefe de la Fed de Boston. Pero con las tasas de interés también bajas, hay un posibilidad de que el mercado laboral alcance "niveles insostenibles", causando que los salarios y la inflación crezcan más rápido que lo esperado, dijo Rosengren.