Madrid. Los insistentes rumores que apuntan a un paquete de rescate a España pesan en los mercados financieros antes de que el gobierno presente el miércoles su propuesta para reformar el mercado laboral.

La prima de riesgo de España, que viene dada por el diferencial de rentabilidad de los bonos españoles sobre los bunds alemanes, tocó su máximo histórico desde la creación del euro después de que el diario El Economista publicara que el Fondo Monetario Internacional, la Unión Europea y el Tesoro de Estados Unidos preparan un paquete de rescate de 250.000 millones de euros para España.

Tanto el gobierno español como los bancos y las empresas del país han encontrado dificultades para lograr financiación en las últimas semanas debido a que a los inversores les preocupa el déficit público de doble dígito, la tasa de desempleo del 20% y la prolongada crisis económica.

El gobierno español ha convocado para este viernes un encuentro entre el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, y el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn. Fuentes gubernamentales dijeron que el jefe del FMI visitará Madrid para discutir asuntos generales de la economía y desmintió que se este preparando el paquete de ayuda.

El diferencial de rentabilidad de los bonos españoles a 10 años sobre el bund alemán subió 13 puntos básicos a 223,5 puntos, en tanto que el euro frenó su reciente repunte para caer ligeramente respecto al nivel del martes. La bolsa española también se vio presionada y su índice de referencia, el IBEX-35, perdía 1,1% a 9.637,9 a las 1210 GMT, mientras que la mayoría de los índices europeos cotizaban al alza.

Credibilidad. El operador Dirk Schnitker, de CM Capital Markets Bolsa, dijo que el gobierno español no es capaz de disipar el temor a que pueda necesitar un rescate financiero. "Los desmentidos continuados no cambian realmente la opinión de nadie", dijo.

Jennifer McKeown, de Capital Economics, añadió que los rumores "son extremadamente preocupantes". "Si la rentabilidad de los bonos sigue subiendo, se hará más y más difícil para España obtener la financiación del mercado que necesita".

Las dificultades de financiación para los bancos españoles también se han agravado, tal como muestra su acceso a líneas de préstamo del Banco central Europeo, indica el analista de UniCredit SpA Stefan Kolek. "Las últimas estadísticas muestran que los bancos españoles recibieron  85.600 millones de euros el mes pasado, lo que duplica la suma que pidieron antes del colapso de Lehman en 2008", añadió.

Está previsto que el gobierno español apruebe este miércoles un decreto para fomentar la contratación al reducir el coste de los despidos y agilizar la negociación del convenio colectivo, entre otras medidas. La UE y el FMI dijeron que la legislación laboral necesita un cambio radical para reducir la elevada tasa de desempleo.

El mes pasado, estas instituciones acordaron un abultado paquete de rescate financiero diseñado para calmar la preocupación sobre la deuda soberana de España y Portugal ante el posible contagio de la crisis griega. A cambio, pidieron a los dos países reformas económicas y estrictos recortes de presupuestos.