Lima. La economía peruana crecería más de 5% en diciembre de 2018, con lo cual cerraría el presente año con una expansión cercana al 4% del Oroducto Interno Bruto (PIB), proyectó el Departamento de Estudios Económicos de Scotiabank.

"Considerando el ritmo de captura de anchoveta de la primera quincena de diciembre (49.000 toneladas en promedio diario) es posible que la cuota de 2,1 millones de toneladas se alcance durante el presente mes. De concretarse esto, la pesca aportaría de forma directa e indirecta cerca de 2 puntos porcentuales al PIB de diciembre, por lo que es posible que supere el 5%”, sostuvo.

“Tomando en cuenta lo anterior, ahora es probable que el PIB cierre el 2018 con un crecimiento más cercano al 4%, que a nuestro estimado de 3,7%”, señaló el subgerente de Economía Real de Scotiabank, Pablo Nano.

Asimismo, indicó que el PIB habría registrado un crecimiento superior al 4% en noviembre, gracias a un inicio de campaña de pesca mejor a la esperada y una expansión de la inversión pública mayor a la prevista.

Scotiabank señaló que el crecimiento de 4,2% del PIB en octubre, su tasa de expansión más alta desde mayo, estuvo sustentada en una importante aceleración en la expansión de los sectores vinculados a la demanda interna.

“Así, el desembarque de anchoveta excedió las 800.000 toneladas, el doble de lo que inicialmente habíamos estimado, mientras que la inversión pública aumentó 36,7%, su nivel más alto desde mayo, según cifras del MEF”, explicó.

“Cabe anotar que la anchoveta aportaría de manera directa e indirecta, a través de la elaboración de harina de pescado, cerca de 1,5 puntos porcentuales al PIB de noviembre”, agregó.

Octubre. El Departamento de Estudios Económicos de Scotiabank señaló que el crecimiento de 4,2% del PIB en octubre, su tasa de expansión más alta desde mayo, estuvo sustentada en una importante aceleración en la expansión de los sectores vinculados a la demanda interna, destacando la manufactura no primaria, construcción y servicios.

“La manufactura no primaria (6,5%) registró su nivel de producción más alto de los últimos cinco años. Llamó la atención la recuperación en la producción de bienes de consumo, en especial en industrias como oleaginosos, lácteos, limpieza y productos de aseo personal que hasta setiembre registraban crecimientos marginales pero que mostraron incrementos de doble dígito en octubre”, dijo.

“De otro lado continuó la evolución positiva de la industria de confecciones (10,4%) debido a la mayor demanda externa, principalmente de Estados Unidos”, añadió.

Scotiabank sostuvo que la construcción (8,7%) fue impulsada principalmente por la recuperación de la inversión pública, medida a través del avance físico de obras (20,2%), en los tres niveles de gobierno, resaltando la ejecución de proyectos de colegios, hospitales, carreteras, saneamiento, así como las obras asociadas a los Juegos Panamericanos Lima 2019.

Indicó que el consumo de cemento (4,3%) registró su mayor aumento desde mayo, gracias al dinamismo de la inversión privada en especial en los sectores minería e inmobiliario.

“El sector servicios (4,1%) se benefició del dinamismo de los rubros telecomunicaciones (6,1%), impulsado por el mayor tráfico de telefonía móvil y acceso a internet, así como de servicios financieros (4,8%), por la demanda de créditos de personas”, destacó.