Brasilia.- El sector público brasileño registró un superávit primario de 56.300 millones de reales (unos US$12.483 millones) en enero, el mejor resultado para ese mes desde 2002, cuando inició la serie histórica, informó el Banco Central.

En el periodo de 12 meses finalizado en enero, el resultado primario del sector público consolidado presentó un déficit de 52.500 millones de reales (unos US$11.640 millones), el equivalente al 0,72% del Producto Interno Bruto (PIB).

Los números se refieren al desempeño fiscal de la Unión Federal, los estados, municipios y empresas estatales, excluidos bancos, la petrolera Petrobras y la compañía de energía Eletrobras, sin contar el pago de intereses de deuda.

A pesar del buen resultado de enero, la Ley de Directrices Presupuestarias estima que el sector público consolidado cerrará el año 2020 con un déficit primario de 118.900 millones de reales (unos US$26.363 millones).

El pago de intereses de la deuda pública alcanzó 37.200 millones de reales (US$8.248 millones) en enero, frente a los 20.900 millones de reales (unos US$4.634 millones, a valores actuales) en el mismo mes de 2019.

En el periodo de 12 meses, que terminó en enero, el pago de intereses del sector público alcanzó los 383.600 millones de reales (unos US$85.055 millones), equivalentes a 5,26% del PIB, en comparación con los 371.700 millones de reales (unos US$82.416 millones), 5,38% del PIB, en el mismo periodo del año anterior.

El resultado nominal del sector público consolidado, que incluye el resultado primario y el pago de intereses de la deuda pública, presentó un superávit de 19.100 millones de reales (unos US$4.235 millones) en enero.

En el periodo de 12 meses que finalizó el mes pasado, el déficit nominal alcanzó 436.100 millones de reales (unos US$94.483 millones), o 5,98% del PIB, lo que supone un aumento de 0,06 puntos porcentuales del PIB con respecto al déficit acumulado en 2019.

La deuda neta del sector público alcanzó en enero 3,94 billones de reales (unos US$875.609 millones) equivalentes a 54,2% del PIB, lo que supone una reducción de 1,6 puntos porcentuales del PIB con respecto al mes anterior.

La deuda bruta del gobierno, compuesta por el gobierno federal, el Instituto de Seguridad Social y los gobiernos estatales y municipales, alcanzó 5,55 billones de reales (unos US$1,23 billones) en enero, lo que equivale al 76,1% del PIB, un aumento de 0,3 puntos porcentuales con respecto a diciembre de 2019.

La deuda bruta considera todos los débitos del sector público, sin descontar activos como las reservas internacionales.