Panamá.- El sector público no financiero (SPNF) de Panamá cerró el primer trimestre del año con un déficit de 1,4% con relación al Producto Interno Bruto (PIB) nominal proyectado en 2019, informó el gobierno panameño.

De enero a marzo de este año el SPNF registró ingresos por US$2.618 millones y gastos totales por US$3.584 millones, de acuerdo con el Ministerio de Economía y Finanzas.

"El déficit está por debajo del tope que permite la Ley de Responsabilidad Social Fiscal para este periodo, y como reflejo del compromiso de esta administración de hacer una entrega ordenada y transparente y en cumplimiento al gobierno entrante", dijo en rueda de prensa la ministra panameña de Economía y Finanzas, Eyda Varela de Chinchilla.

La normativa establece un límite máximo del déficit en el balance del SPNF del 1,75% del PIB para 2019 y 2020, y del 1,5% de la misma variable a partir del año 2021.

La cartera de Economía y Finanzas destacó además que los gastos de capital del primer trimestre del año fueron de US$980 millones, y que el ahorro corriente fue de US$18 millones.

Agregó que en ese periodo se pagaron 433 millones de dólares de intereses de la deuda pública.

De acuerdo con el gobierno, uno de los factores que más influyó en la mejora del grado de inversión de Panamá, a "BBB+" por parte de la calificadora Standard & Poor's, y "Baa1" por parte de la calificadora Moody's, fue la capacidad de pago de los compromisos de deuda pública en el último quinquenio.

El balance mostró también ingresos en el gobierno central por 1.594 millones de dólares, con una reducción del 6,1 por ciento.

El Ministerio de Economía y Finanzas precisó que en la variación tuvo que ver el efecto en los ingresos de las empresas por la huelga ocurrida el año pasado en el sector de la construcción, y la consecuente reducción en el impuesto sobre la renta pagado al fisco en el primer trimestre de 2019.

En cuanto a los gastos, el ministerio destacó que hubo un aumento de 285 millones de dólares, es decir, 8,6 por ciento respecto a 2018.

Detalló que este incremento en gastos corrientes se dio principalmente en los ministerios de Salud y Seguridad.