La calificadora crediticia Standard & Poor´s advierte que sí hay una posibilidad de que el bajo crecimiento de la economía mexicana afecte las cuentas fiscales, la capacidad de respuesta ante la deuda de Pemex y eventualmente a la calificación soberana del país y de la petrolera.

Pero el grado de inversión no está en riesgo, aún con la perspectiva negativa, pues la nota soberana de México se mantiene tres escalones arriba del grado de inversión, en “BBB+”, advirtió el analista de soberanos en la agencia, Joydeep Mukherji.

Para Standard & Poor´s, la perspectiva negativa está evidenciando el riesgo de un menor crecimiento de la economía con impacto en las cuentas fiscales y la presión contingente que puede generar Pemex en las finanzas públicas. Pero no está implicando un impacto mayor.

Durante la Conferencia anual de “Perspectivas sobre las Tendencias Emergentes”, realizada en México también participó la analista para México, Lisa Shineller, quien aseveró que el respeto al estado de derecho, la corrupción y el manejo de la regulación energética son factores que pueden tener impacto negativo en la nota del país, si no se revierte el deterioro.

“Probablemente el crecimiento de la economía de México sería más fuerte y tendría menos implicaciones de calificación con menos inseguridad y menos corrupción. Y ese fue el mismo caso en la administración de Calderón y Peña Nieto”, aseveró la analista para México, Lisa Shineller.

“Probablemente el crecimiento de la economía de México sería más fuerte y tendría menos implicaciones de calificación con menos inseguridad y menos corrupción. Y ese fue el mismo caso en la administración de (Felipe) Calderón y (Enrique) Peña Nieto”, aseveró.

Shineller argumentó que la inseguridad en el país tiene un claro costo de oportunidad que sí ha impactado en el ritmo de crecimiento de México, pero sostuvo que no es exclusivo de esta administración, pues es perceptible y lo han resaltado desde sexenios anteriores, como el de Calderón y Peña Nieto.

En la conferencia, donde participaron analistas de corporativos, financieros y globales de la agencia, la experta para México resaltó que el ánimo de los inversionistas se ha visto impactado por el contexto en conjunto. Y el cambio de la política energética que está llevando la actual administración, también ha tenido un peso importante en la caída de la inversión.

Ahí mismo el analista para Pemex de S&P, Luis Manuel Martínez, resaltó que la calificación de la empresa esta ligada a la del soberano y que en un hipotético escenario donde se presente un alto estrés sobre la deuda de la petrolera, queda claro que el gobierno otorgará apoyo extraordinario en tiempo y forma.