Washingnton.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este viernes un paquete de financiamiento de emergencia de US$8.300 millones de cara a la propagación del COVID-19, que requiere el apoyo urgente del Gobierno federal.

El Senado de EE.UU. aprobó abrumadoramente el paquete de financiación este jueves, luego de un visto bueno bipartidista similar por parte de la Cámara de Representantes un día antes.

El proyecto de ley, negociado por líderes de los paneles de asignaciones del Senado y de la Cámara, aumentará los fondos para la prueba del virus, respaldará el desarrollo de vacunas y reducirá los costos de los tratamientos médicos.

El plan incluye casi 7.800 millones de dólares en nuevos fondos para combatir la propagación del virus a nivel local, estatal, nacional e internacional, y también autoriza 500 millones de dólares para permitir que los beneficiarios de Medicare accedan a programas de telesalud.

El paquete de financiación se convirtió en ley ya que los temores de propagación del virus están creciendo entre los estadounidenses, con más de 300 casos confirmados y más de 10 muertes reportadas a partir del viernes pasado, según la herramienta de seguimiento de datos desarrollada por la Universidad Johns Hopkins.

El plan de financiación es significativamente mayor que la solicitud de la Casa Blanca, que inicialmente pidió 2.500 millones de dólares para combatir la propagación continua de la enfermedad. Fin