México.- El banco suizo de inversión UBS rebajó del 1,2 al 0,5% su pronóstico para el crecimiento económico de México en 2019, al citar un presunto debilitamiento de la demanda interna.

El cálculo de UBS para el 2020 también se redujo a un 1,3% desde el 1,9% previo, de acuerdo con un reporte elaborado por su economista principal, Rafael de la Fuente.

"A pesar del sólido crecimiento de los ingresos y la fuerte confianza de los consumidores, el gasto de los hogares sigue disminuyendo, una tendencia que atribuimos en gran medida a que las personas con mayores ingresos están conteniendo su consumo", indicó.

"Creemos que la incertidumbre política está limitando el consumo de los hogares y poniendo en espera los proyectos de inversión privada", agregó.

Para el experto, los riesgos externos también puede ser importantes hacia adelante, como un eventual empeoramiento de las relaciones comerciales con Estados Unidos.

No obstante, De la Fuente precisó que algunas acciones de política interna están detrás del clima de incertidumbre que prevalece en el país.

Como ejemplo, el analista citó las decisiones recientes de la administración del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de dar marcha atrás a la construcción de un nuevo aeropuerto para la Ciudad de México por irregularidades y corrupción.

También se refirió a un diferendo con empresas privadas en torno al pago de la operación de un gasoducto que no se había terminado de construir.

"Una de nuestras principales preocupaciones es que el empleo pueda caer mucho más de prisa si la economía se desacelera más y la incertidumbre actual persiste", indicó el economista.

México, la segunda mayor economía de América Latina después de Brasil, depende en gran medida de los ciclos económicos en Estados Unidos y se encuentra en una fase de desaceleración en línea con el ritmo global.

En 2018, la economía mexicana creció un 2,0%, pero el central Banco de México prevé un desaceleración para este año.