Montevideo. La inflación en Uruguay se situó en 7% de enero a agosto, desacelerándose frente al 7,2% del igual lapso de 2018, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El Indice de Precios al Consumo (IPC) también se frenó en el último año móvil con un alza acumulada de 7,76% (hace un año era de 8,31%), según el documento oficial.

En agosto, el IPC dio un salto de 0,88% (0,67% en igual mes de 2018) con un mayor aumento en el rubro Alimentos y bebidas (1,83%), seguido por muebles y artículos para el hogar (1,69%).

Pese a la desaceleración registrada los últimos meses, el IPC se mantiene por encima del techo del rango meta de entre 3% y 7% ratificado recientemente por el Banco Central del Uruguay (BCU).

Como es tradicional, en enero (2,17%) se dio el mayor registro de inflación luego de las subas anuales de las tarifas públicas, y después del dato negativo de diciembre (menos 0,38%), que impulsó un plan de bonificación de la empresa estatal energética UTE.

La inflación ascendió en 2018 a 7,96%, por encima del registro de 2017 (6,55%).

Analistas consultados en la última encuesta de expectativas del BCU pronostican una inflación de 8% para 2019.

El ministro de Economía, Danilo Astori, dijo recientemente que los niveles de la inflación de los últimos meses "son perfectamente manejables", y confió en "volver apenas podamos al rango meta".