Montevideo.- Uruguay cerró 2018 con una inflación del 7,96%, por encima del registro de 2017 (6,55%) y del actual techo del rango meta oficial (7%), informó hoy el Instituto Nacional de Estadística.

El Indice de Precios al Consumo (IPC) se aceleró en parte por el tipo de cambio frente a 2017, cuando verificó el menor registro en siete años y se enmarcó en el rango meta oficial del 3 al 7% por primera vez desde 2010.

Como ocurre en los últimos años, el IPC cayó en diciembre pasado un 0,38%, gracias al descenso del rubro vivienda (2,88%), fenómeno que se explica en el plan generalizado de bonificaciones de la empresa estatal Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas (UTE).

La mayor incidencia alcista del mes pasado fue del rubro "alimentos y bebidas no alcohólicas", con una variación del 0,57%.

La inflación se alineó en marzo de 2017 en el rango meta del gobierno, después de situarse durante seis años por encima de la barrera del 7%, pero en mayo pasado volvió a superar ese techo.

Analistas consultados en la última encuesta de expectativas del Banco Central de Uruguay pronosticaron una inflación del 7,92% para 2018.