Madrid.  A principio de año o finales del año pasado parecía que el crecimiento económico se mantenía en el mundo, aunque fuera más débil. Ahora, el panorama es otro. ¿Ha cambiado tanto la situación económica para que todo el mundo hable de crisis?,¿O lo que ha cambiado es la percepción de la situación?.

El profesor del IE University, Fernando Fernandez, analiza como los políticos pueden estar tomando políticas erróneas en muchos países, que pueden convertir lo que debería ser una desaceleración normal después de una época de crecimiento, en una crisis generadas por ellos.

"El verdadero y brutal cambio de este año ha sido el aumento del riesgo político. El enfrentamiento de EE.UU. y China, la disputa con Irán, el Brexit, la crisis política en Italia que parece que se ha superado, la crisis en Argentina, la falta de gobierno en España…", comenta el experto. 

Ante esto, insiste que lo que tendría que haber sido una desaceleración típica después de una etapa de crecimiento, "se puede convertir en un crisis por la adopción de políticas erróneas".