Paraguay redujo la proyección de crecimiento económico para este año a un 3,5% desde un 4% en diciembre debido al avance de la pandemia y al lento proceso de vacunación contra el COVID-19 en el país, dijo el martes el Banco Central.

"La actual revisión a la baja refleja la agudización de la crisis sanitaria y el lento avance en el proceso de inmunización de la población", dijo el banco en un nuevo informe, en el que mencionó las nuevas restricciones a la movilidad y la incertidumbre sobre las perspectivas económicas de corto plazo.

El reporte dijo que en el sector primario se proyectaba una revisión al alza por el avance favorable de la agricultura y la ganadería, destacando la cosecha de poco más de 10 millones de toneladas de soja y la "excelente" demanda externa de la carne vacuna paraguaya.

El sector secundario, en cambio, se revisó a la baja por el redireccionamiento de fondos previstos para obras públicas a la salud, mientras el sector servicios tuvo una proyección menor de crecimiento por las medidas restrictivas dispuestas para frenar el ritmo de contagios.

Paraguay está enfrentando la peor etapa de la pandemia, con un ritmo de contagios que se multiplicó por 2,5 en las últimas semanas tras el ingreso de la variante brasileña P1, según el ministerio de Salud. El país ha inmunizado a menos del 1% de su población en medio de dificultades en la provisión de vacunas.