Quito. El banquero Guillermo Lasso, quien ganó inesperadamente la presidencia de Ecuador con promesas de revivir una economía golpeada por el coronavirus, se comprometió este lunes a eliminar el déficit fiscal sin aumentar impuestos y buscar nuevas modalidades de contratos petroleros.

Lasso obtenía el 52,5% de los votos en la segunda vuelta con casi la totalidad del escrutinio oficial tras una campaña que enfrentó la economía de libre mercado con los planes de bienestar social del economista de izquierda Andrés Arauz, una victoria probablemente ayudada por una campaña electoral que dejó anulada a una de cada seis papeletas.

Los mercados recibieron con agrado la noticia tras meses de preocupación de que los planes de Arauz de un fuerte gasto social trastocarían las delicadas finanzas públicas. Los bonos ecuatorianos se recuperaron el lunes con sus papeles con vencimiento en 2035 alcanzando su nivel más alto desde septiembre, según operadores.

Lasso descartó subir el impuesto al valor agregado (IVA), una recomendación del Fondo Monetario Internacional (FMI) como parte de un paquete de rescate de US$6.500 millones para el país andino. También dijo que prevé eliminar el déficit fiscal dentro de sus cuatro años de gobierno.

"No vamos a subir impuestos, no subiremos el IVA", insistió ante periodistas. "Tenemos que ser tan ambiciosos como lograr en cuatro años de gobierno un déficit cero".

Los mercados recibieron con agrado la noticia tras meses de preocupación de que los planes de Arauz de un fuerte gasto social trastocarían las delicadas finanzas públicas. Los bonos ecuatorianos se recuperaron el lunes con sus papeles con vencimiento en 2035 alcanzando su nivel más alto desde septiembre, según operadores.

El político conservador de 65 años tendrá que encontrar formas para poner en marcha una economía golpeada por la pandemia del coronavirus, que no logró reactivarse pese a las políticas abiertas al mercado que intentó aplicar el presidente Lenín Moreno para reforzar las finanzas pública.

Lasso prometió además que propondrá nuevos contratos de riesgo compartido con empresas privadas en el sector petrolero con el fin de impulsar la producción de crudo y que respetará los contratos que ya están operando actualmente.

También explicó que desconfiaba de la extracción de petróleo en el parque nacional Yasuní, en la selva amazónica del país, por lo que apoyaba un auditoría para determinar los costos de la remediación ambiental para "ver si económicamente (y) realmente es rentable la extracción de petróleo en esos pozos".

Tratados de Libre Comercio. La tercera campaña de Lasso para la presidencia se centró en atraer inversión extranjera para crear puestos de trabajo y ampliar inversiones en el sector agrícola. El lunes se comprometió a buscar acuerdos de libre comercio con varios países incluidos Estados Unidos y China para atraer inversiones.

"Espero que cumpla la propuesta de dar trabajo porque 7 de cada 10 ecuatorianos quieren un empleo formal", dijo Juan Pablo Hidalgo, un dirigente barrial de 33 años. "Es el momento en que debemos estar unidos".

Arauz, en contra de su estilo combativo en la campaña, aceptó el domingo la derrota y rápidamente llamó a Lasso para felicitarlo.

Pero el lunes pidió terminar con la "persecución política" y "tratarnos como adversarios y no como enemigos". Correa y sus círculo más cercano han sido condenados por actos de corrupción en diferentes casos, por lo que han acusado a Moreno de utilizar la justicia para perseguirlos.

"No perseguiremos a nadie", dijo Lasso y agregó que dejaría que el sistema judicial funcione de forma independiente.

Lasso también enfrentará la oposición de Yaku Pérez, un líder indígena que estuvo a punto de llegar a la segunda vuelta presidencial con una plataforma ambiental, que incluía una propuesta para prohibir la minería industrial.

Pero lideró una campaña para anular la papeleta en las elecciones del domingo que llevó a un aumento de los votos nulos, lo que pudo haber ayudado a Lasso en su inesperada victoria.

El partido Pachakutik de Pérez será el segundo más grande de la Asamblea Nacional y probablemente sea un obstáculo significativo para los planes de desarrollo económico.

Cualquier repunte económico se basará en un ajuste del plan de vacunación contra el COVID-19, que avanza lento y con acusaciones de beneficios particulares luego de la renuncia de cuatro ministros de Salud durante la pandemia.

"Esperamos que dirija al país de una manera correcta, que el dinero sea bien invertido", dijo Katerina Ramos, una estudiante universitaria de 19 años. "Cuando el dinero es manejado honestamente eso puede llegar a mejorar las condiciones de vida de los ecuatorianos".