Pasar al contenido principal
Llega a América Latina la práctica de compensar a ejecutivos C-Level cuando se cumplen metas de sostenibilidad
Jueves, Septiembre 16, 2021 - 07:47

Para alinear a los líderes de las organizaciones con objetivos sociales y medioambientales, cada vez más empresas están optando en Estados Unidos y Europa por vincular los bonos que reciben sus managers al cumplimiento de estas metas. La tendencia empieza a abrirse paso en las grandes empresas en América Latina.

Cada vez son más son las empresas que adoptan un enfoque medioambiental, social y de gobernanza (conocido como ESG, por sus siglas en inglés), criterios que se introdujeron en 2004 por el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y que hoy se incluyen cada vez más en el corazón del negocio de algunas empresas en la región. Es así como las metas en reducción de emisiones, consumo de agua y energía, entre otras,  comparten espacio con las metas presupuestales y financieras de las compañías y se han convertido en una forma de evidenciar su compromiso con la sustentabilidad del planeta.

Para alinear a los líderes de las organizaciones con estos objetivos, cada vez más empresas están optando en Estados Unidos y Europa por vincular los bonos que reciben sus managers al cumplimiento de las metas en temas ESG. La tendencia empieza a abrirse paso en las grandes empresas en América Latina.

“El indicador de sostenibilidad de las planillas de desempeño de las subsidiarias forma parte del plan de incentivos de los CEO y de su primera línea de reporte. Los indicadores varían por empresa, dependiendo de las iniciativas priorizadas en cada una y que están alineadas con el core de su negocio y sus prioridades estratégicas”, cuenta Darice Gubbins, head de Sostenibilidad del holding financiero multilatino Credicorp, quien explica que este indicador forma parte del programa de Sostenibilidad creado por el grupo en 2020.

Según el estudio “ESG and Executive Compensation: Hearing from board members globally” (ESG y compensación ejecutiva: escuchar a los miembros de la junta a nivel mundial) de la multinacional británica de gestión de riesgos, corretaje de seguros y asesoría Willis Towers Watson, que entrevistó a 170 miembros de la junta en más de 20 países, casi cuatro de cada cinco encuestados (78%) planea cambiar la forma en que usan los ESG con sus planes de incentivos ejecutivos durante los próximos tres años. De hecho, el 41% piensa introducir medidas ESG en sus planes de incentivos a largo plazo durante los próximos tres años, mientras que el 37% estima que introducirá medidas ESG en sus planes anuales de incentivos. Esta misma encuesta identifica que la inclusión de los criterios ESG a las remuneraciones son una preocupación más visible en Europa, Asia Pacífico y Norteamérica. 

Al igual que Credicorp, en la empresa de cosméticos L’Oréal lanzaron el programa a nivel global “L’Oréal for the Future” (L’Oréal por el Futuro), con el cual se introdujeron objetivos de sustentabilidad que inciden en la evaluación de desempeño de todos los altos ejecutivos de la empresa. Algunos de estos objetivos incluyen que para 2025 la totalidad de sus envases de plástico serán rellenables, reutilizables, reciclables o transformables en compost; y que para 2030 esperan reciclar o reutilizar todos los residuos generados en sus centros, entre otras metas.

Sobre el modelo, Eduardo Aguinaga, profesor de EGADE Business School de México, explica que en las empresas que llevan a cabo esta práctica, “lo más común es ligar los incentivos a ciertos KPI (indicadores clave de desempeño, por sus siglas en inglés) de la compañía. De esta forma, se alinean los incentivos y se motiva de forma más efectiva a los altos mandos de la organización para que se alcancen los objetivos relacionados con la sostenibilidad”. 

“​​Hay empresas que toman en consideración los objetivos ambientales para sus bonos, ya sea en función de referentes dados por estándares internacionales o por la consecución de los objetivos propios. Otras lo hacen siguiendo un criterio funcional, como la empresa cervecera neerlandesa​ Heineken, que brinda bonos de acuerdo al cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad de cada área. También hay empresas que además de los criterios ambientales incluyen otros índices de sostenibilidad, reducción de emisiones de CO2 o cuotas de mujeres en puestos de responsabilidad en la organización, por ejemplo”, dice Kety Jáuregui, profesora de la peruana Universidad ESAN.

Para leer más, puedes hacer clic en el reportaje Bonificaciones para ejecutivos: la iniciativa que impulsan las empresas en América Latina para una sostenibilidad a prueba de crisis.

Foto. Freepik.es

Autores

Daniela Arce