Madrid. El grupo español de ingeniería y energía Acciona recibió este lunes el visto bueno de los accionistas para escindir acciones de su unidad de energías renovables y venderlas en bolsa, lo que despeja el camino para una operación que ayude a financiar la expansión de su parque de renovables y a reducir la deuda.

La compañía planea sacar a bolsa al menos el 25% del negocio de energías renovables, lo que podría ser una de las mayores entre una serie de salidas a bolsa previstas en el sector en España.

Acciona obtiene la mayor parte de su dinero de la generación y el suministro de energía renovable, que se ha convertido en un sector cada vez más popular para los inversores, ya que los Gobiernos y las empresas tratan de desprenderse de los combustibles fósiles y frenar el cambio climático.

El consejero delegado, José Manuel Entrecanales, cuya familia controla alrededor del 55% de la empresa, no ha querido decir cuánto dinero espera recaudar.

Sin embargo, ante el gran interés de los inversores, los banqueros del sector han sugerido que toda la empresa, que explota parques eólicos en Estados Unidos, Australia, España, Chile y México, podría tener un valor de 10 veces sus beneficios básicos, que representan 831 millones de euros (US$ 1.010 millones).

Una parte de los ingresos se destinará a casi duplicar la capacidad total hasta 20 gigavatios (GW) para 2025. La empresa también espera tener acceso a capital más barato.

El veterano grupo energético español Repsol también está considerando la posibilidad de colocar en bolsa su nuevo negocio de bajas emisiones de carbono que operaba alrededor de 1 GW de capacidad renovable a finales de 2020 y tiene casi 12 GW más en proyectos.

Acciona también utilizará parte del efectivo para amortizar la deuda, que superó 4,2 veces los beneficios básicos a finales de 2020.