En la ponencia del Presupuesto General de la Nación (PGN) de 2020 se incluyó un artículo que podría volver a salvar a la aerolínea Satena, compañía que presta servicio de transporte en regiones a las que no suelen ir las empresas aéreas comerciales.

Este autoriza a la Nación a capitalizar la compañía para cubrir su déficit operacional y garantizar la continuidad de la prestación de sus servicios “mediante cualquier mecanismo de fortalecimiento patrimonial, incluyendo la asunción de deudas causadas con anterioridad y posterioridad a la entrada en vigencia de la presente ley, a cambio de acciones ordinarias al valor nominal que tengan los respectivos estatutos”, indica el artículo 99.

De acuerdo con el texto, se hablaría de hasta $92.800 millones (US$27 millones), como lo estipula la Ley 1924 de 2018. Esta fue sancionada el año pasado por el presidente Santos para garantizar la compra de aeronaves de hasta 19 pasajeros.

Este martes comenzarán los debates en el Congreso de la República para determinar cómo se van a distribuir los $271 billones (US$79 mil millones) del (PGN) de 2020. 

La ponencia presupuestal indica que la educación sería el sector con más recursos, con $43,1 billones (US$12.563,7 millones). La segunda área con más dinero sería Defensa y Policía, con $35,7 billones (US$10.406,6 millones), seguida por Salud y Protección Social ($31,8 billones; US$9.269,7 millones), Trabajo ($31,5 billones; 9.182,3 millones) y Hacienda ($16 billones; US$4.664 millones).