Buenos Aires. La empresa Aerolíneas Argentinas canceló todos sus servicios previstos para este lunes debido al paro de los trabajadores del sector, por lo que el movimiento de la aerolínea tanto en el Aeroparque Jorge Newbery como en el internacional de Ezeiza y en el resto de las estaciones aéreas del país es nulo desde las cero horas y hasta las 24.

La medida alcanza a 371 vuelos, afecta a más de 40.000 pasajeros y le provocará a la empresa argentina una pérdida de US$20 millones.

De este modo, el movimiento en la mañana de este lunes en el Aeroparque estaba circunscripto solamente a los servicios prestados por las empresas LATAM, Andes, Norwegian, Avianca y a las internacionales Amaszonas y Gol. En tanto en Ezeiza la protesta sólo afecta a los vuelos de Aerolíneas Argentinas, desarrollándose el resto de acuerdo al cronograma previsto.

El viernes de la semana pasada los gremios aeronáuticos le reclamaron al Gobierno nacional que declare la conciliación obligatoria en el conflicto que enfrenta a los sindicatos con la empresa por la discusión salarial.

Desde Aerolíneas Argentinas respondieron con la cancelación de todos sus vuelos previstos para este lunes aludiendo "causas de fuerza mayor", debido "al paro dispuesto por los gremios de pilotos (APLA y UALA) y trabajadores de tierra".

El pedido fue formulado luego de que ellos mismos convocaran al paro que por 24 horas están llevando adelante este lunes. En un comunicado señalaron además que las autoridades quieren profundizar el conflicto en lugar de buscar el diálogo.

Desde Aerolíneas Argentinas respondieron con la cancelación de todos sus vuelos previstos para este lunes aludiendo "causas de fuerza mayor", debido "al paro dispuesto por los gremios de pilotos (APLA y UALA) y trabajadores de tierra agrupados en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA)”.

Desde la compañía indicaron que este paro es el cuarto que los sindicatos realizan en lo que va de noviembre y remarcan que los días viernes 2 y 16 hubo medidas de fuerza de la Asociación de Aeronavegantes (AAA), mientras que el jueves 8 hubo otro de los mismos sindicatos que organizaron la huelga de este lunes.

Aerolíneas explicó que se vio obligada a cancelar toda la operación con el objetivo de “proteger mejor a sus pasajeros” y “evitar situaciones de confusión y problemas para el pasajero como las ocasionadas por el paro del pasado jueves 8, cuando durante 11 horas los gremios tuvieron de rehenes a más de 30.000 personas que no pudieron volar, y a las que incluso privaron de la posibilidad de acceder a información sobre sus vuelos".

Explicó también que “los pasajeros afectados tienen disponible la posibilidad de cambiar sus pasajes por otras fechas o destinos durante un lapso de 30 días, a través de la misma vía por la cual los compraron, y también podrán reclamar el reintegro de las sumas pagadas”.