Líderes agropecuarios de Argentina dijeron este martes que esperan acordar con el Gobierno una reducción del límite a las exportaciones de carne bovina, que actualmente permite embarcar solo el 50% del volumen habitual, horas antes de una reunión con el nuevo ministro de Agricultura.

Argentina es el quinto exportador mundial de carne de res, pero hasta el 31 de octubre sus embarques están limitados a la mitad del volumen habitual, una medida que el Gobierno peronista tomó en mayo con el objetivo de incrementar la oferta doméstica y frenar el alza de precios.

La decisión oficial causó enojo en el sector rural, que amenazó con realizar una protesta comercial contra la medida.

Sin embargo, los líderes de las cuatro principales asociaciones agropecuarias de Argentina se reunirán con el ministro Julián Domínguez a las 1800 hora local (2100 GMT) para dialogar sobre las políticas para el sector cárnico, con la esperanza de una apertura de los embarques.

"Vamos con la expectativa de tener un entendimiento, principalmente poder salir del cepo a la exportación de carne", dijo a Reuters Carlos Achetoni, titular de Federación Agraria Argentina, que agregó que cree que hay "posibilidades de descomprimir el conflicto".

Su par de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, también expresó su esperanza de que el Gobierno modifique el cupo luego de encuentros entre técnicos de las asociaciones y del Gobierno.

"Todo cambio genera expectativas y las charlas que hemos tenido con el ministro generan expectativas", dijo Pino, haciendo referencia al nombramiento de Domínguez como ministro la semana pasada.

El cambio en la titularidad del Ministerio de Agricultura se produjo luego de la fuerte derrota de la coalición de centroizquierda gobernante en las primarias de este mes para las elecciones de medio término, que desató una crisis en el Gobierno del presidente Alberto Fernández.

Reuters se comunicó con la cartera de Agricultura para indagar sobre la reunión prevista para la tarde, pero no había nadie disponible de manera inmediata para contestar.

En la mañana del martes, Domínguez mantuvo una reunión con el Consejo Federal Agropecuario, donde según un comunicado oficial se buscó desarrollar los criterios para un modelo ganadero que incremente la oferta doméstica de carne para el 2022.

La carne bovina es un alimento popular en Argentina, donde el Gobierno buscará revertir el mal resultado de las primarias en los comicios de noviembre, en un contexto de estancamiento económico y de una tasa de inflación que supera el 40%.