Ámsterdam. KLM, la subsidiaria holandesa de Air France-KLM, informó este viernes que sus aviones dejaron de volar sobre Irán e Irak después del derribo de un avión ucraniano el 8 de enero.

La compañía respondió con esto a las preguntas planteadas por miembros del parlamento de los Países Bajos sobre si KLM dejó de volar sobre la región antes o después de que las fuerzas iraníes derribaran el vuelo 752 de Ukraine Airlines en un incidente que mató a 176 personas.

KLM informó en un comunicado que el último vuelo que había operado en la región dejó "la zona" más de una hora antes del incidente.

El vuelo 446 de KLM vuela diariamente desde Kuwait a Ámsterdam realizando el despegue a las 0055 GMT, en una ruta que hasta el 8 de enero pasaba sobre Irak.

KLM comunicó que tras el suceso "realizó un análisis de riesgo en profundidad" y decidió cancelar nuevos vuelos sobre Irán e Irak.