Ciudad de México. El gobierno de México anunció este martes que alcanzó acuerdos en las disputas sobre multimillonarios contratos de gasoductos con varias empresas, lo que permitirá al país ahorros por unos US$4.500 millones por la reducción de tarifas de transporte de gas.

Los convenios pondrían fin a la amenaza de la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) de iniciar arbitrajes internacionales por las claúsulas de los contratos de siete ductos, entre los que destaca uno recién acabado de construir por la canadiense TC Energy en sociedad con IEnova, filial de la estadounidense Sempra Energy.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, que hasta hace pocos meses denunció que los contratos firmados durante el gobierno anterior eran "leoninos" y dañinos para el país, dijo que los acuerdos permitieron condiciones ventajosas para todos, pero que los detalles serán informados más tarde el martes.

La primera empresa que llegó a un convenio fue una filial del Grupo Carso, del magnate mexicano Carlos Slim; mientras que aún falta afinar detalles sobre los contratos de dos ductos de Fermaca, controlada por el fondo suizo Partners Group. No quedó claro de inmediato el referido a otro gasoducto de IEnova.

El director general de la CFE, Manuel Bartlett, dijo que se bajaron de manera sustancial las tarifas de servicio de transporte de gas, "porque era el punto central de la renegociación", para que reflejen "costos reales".

"Yo considero que el acuerdo es beneficioso para la nación porque va a significar un ahorro para la hacienda pública de alrededor de US$4.500 millones", dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina a la que asistieron dueños y directivos de las empresas involucradas.

Las solicitudes de arbitrajes encendieron las alertas sobre si el gobierno respetaría los contratos firmados en anteriores administraciones o, por el contrario, si abrirá varios frentes de batalla con empresas privadas que podrían poner en riesgo inversiones en sectores clave.

El director general de la CFE, Manuel Bartlett, dijo que se bajaron de manera sustancial las tarifas de servicio de transporte de gas, "porque era el punto central de la renegociación", para que reflejen "costos reales". Detalló que serán fijas, planas y niveladas en el tiempo.

El funcionario dijo también que hubo "acuerdos equilibrados sobre casos fortuitos y causas de fuerza mayor y desistimiento de cualquiera de las partes de cualquier acción legal como lo deseaba el presiente, desde un principio".

López Obrador también dijo que las empresas aceptaron reducir sus utilidades en los contratos de los gasoductos en alrededor de un 30% y que en algunos casos se ampliaron plazos, pero no dio mayores detalles.

"Ganamos porque se reduce el costo de las tarifas en el transporte del gas y eso va a repercutir en que se produzca energía eléctrica con menos costos (...) ganamos también (...) porque nos evitamos un pleito que nos hubiese significado ir a tribunales internacionales un pleito que se iba a dirimir en varios años", dijo el presidente.