Ciudad de México.- Ante las pérdidas por robo de combustible en México, que este año ascenderán a 66.300 millones de pesos (US$3.370 millones), el gobierno federal presentó el Plan Conjunto de Atención a Instalaciones Estratégicas de Pemex, en el que 15 dependencias cooperarán a fin de combatir este ilícito dentro y fuera de la empresa.

En la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, explicó que, como parte del plan, elementos de dicha dependencia, de la Marina y de la Policía Militar —próximos a formar parte de la Guardia Nacional— resguardarán 58 instalaciones estratégicas de Pemex. A esto, el presidente añadió que se desplegarán alrededor de 4.000 efectivos.

Dichas instalaciones incluyen seis refinerías, 39 terminales de almacenamiento y despacho, 12 estaciones de rebombeo y el Centro de Control México. “Es un asunto de seguridad nacional y de seguridad interior”, argumentó López Obrador. También se hará monitoreo y vigilancia de procedimientos, principalmente de reparto y abastecimiento.

La estrategia contempla la participación de las secretarías de Gobernación, Seguridad y Protección Ciudadana, del Trabajo y Previsión Social, Marina, de Hacienda y Crédito Público, Energía, Función Pública y la Sedena, además de la PGR, el Centro Nacional de Inteligencia, la Profeco, el SAT, la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda y la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal.

Ante la aplicación del plan, el presidente López Obrador señaló que el dirigente del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, fue notificado vía la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, sobre este tema.

Agregó que previo a la elaboración de este programa, detectaron que había áreas reservadas controladas por miembros del sindicato, por lo que la propia empresa no podía acceder a ellos. En ese sentido, indicó que la dirigencia sindical ya fue informada de que el gobierno federal, la petrolera y el Ejército resguardarán todas las instalaciones, por lo que ya no hay área donde no se pueda intervenir.

Las pérdidas. El año pasado, Pemex tuvo pérdidas por 60.000 millones de pesos (US$3.050 millones), y fueron robadas más de 600 pipas de 15.000 litros cada una al día. De acuerdo con datos de Pemex, entre el 2016 y el 2018, se registraron pérdidas por 147.200 millones de pesos (US$7.483 millones).

El director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, aduce que en el 2018, en su promedio mensual, se desviaron 58.200 barriles diarios de combustible, lo que refleja un aumento con respecto al 2017, cuyo promedio fue de 43.400 de barriles diarios. En el 2016, la cifra fue de 26.000 barriles diarios.

Cabe recordar que de enero a octubre, Pemex reportó un total de 12.581 perforaciones ilegales a su red de ductos, superando ya la cifra de ilícitos reportados en todo el 2017, que ascendió a 10.363 tomas. Las 12.581 tomas clandestinas reportadas en los primeros 10 meses del año representaron un incremento de 45.2% respecto a las 8.664 perforaciones en mismo periodo del año pasado.

Van contra el huachicoleo. Plan Conjunto de Atención a Instalaciones Estratégicas de Pemex, ¿en qué consiste?.

Con la participación de 15 dependencias del gobierno federal, las acciones del plan contra el robo de combustibles iniciaron el pasado 20 de diciembre.

Se vigilarán 58 instalaciones estratégicas de Pemex en todo el país, que incluyen refinerías, terminales de almacenamiento y despacho, así como estaciones de rebombeo.

Las labores que realizarán la Secretaría de Marina y la de Defensa Nacional estarán enfocadas a la vigilancia periférica de las instalaciones, el control del acceso y salida de pipas, monitoreo y la comprobación de procedimientos de abastecimiento y reparto.

Se publicarán reportes actualizados sobre la implementación del plan.

La Segob será la encargada de coordinar las dependencias participantes, mientras que la Secretaría de Seguridad investigará los delitos en la materia.

El SAT realizará verificaciones y visitas domiciliarias, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público emprenderá acciones legales en materia fiscal, mientras que la Secretaría de Energía emitirá normatividad en la materia.

La Secretaría del Trabajo y el Centro Nacional de Inteligencia apoyarán con el fortalecimiento de seguridad en el sindicato de Pemex.

Robo de combustible. Cesan a tres funcionarios de Pemex.

Alejandro Gertz Manero, encargado de despacho de la Procuraduría General de la República, informó que, hasta el momento, van tres funcionarios de Pemex que han sido removidos por robo de combustible, por lo que ya se iniciaron los procedimientos penales en su contra. Gertz Manero explicó que existía una red que controlaba el manejo de ductos desde adentro de la empresa, con lo que se permitía que se cometieran los robos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador expuso que si bien no tiene pruebas para afirmar que los exdirectores de la empresa participaban en estos actos, aseguró que sí tenían conocimiento sobre ello. “Sabían, pero no puedo sostener con pruebas que participaban. Hay estadísticas y se contrataban sistemas precisamente para la vigilancia de ductos”.

Ante las cifras presentadas por la petrolera, López Obrador afirmó que “hay la hipótesis” de que sólo 20% de todo el robo de combustible se da con la ordeña de ductos. “Es una especie de pantalla, (pues) la mayor parte tiene que ver con un plan que se opera con la complicidad de las autoridades y con una red de distribución (...) Son huachicoleros de abajo y huachicoleros de arriba”.

La PGR en el Edomex capturó a Erik Coronel Rolda, quien es considerado el líder del principal grupo de ordeñadores de ductos de Pemex en esa entidad y recuperó 9.600 litros de hidrocarburos que tenía en posesión en un inmueble ubicado en Cuautlacingo, municipio mexiquense de Otumba.