-¿Cómo tomaron la llegada de la inversión de capital de Softbank?

-Para nosotros es una gran noticia, y creemos que esta inversión también es una muy buena noticia para todo el ecosistema de emprendimiento en Latinoamérica. Es una gran noticia, pues indica que los grandes capitales se están animando en realizar inversiones desde etapas muy tempranas; y son muy buenas noticias para todos los inversores en general.

-¿Qué necesidad detectaron en el mercado colombiano para concebir Ayenda Rooms?

-Al principio, Ayenda no era una cadena de hoteles, sino que comenzamos nuestra empresa con la creación de un software administrativo para que los hoteles pudieran controlar su negocio: check in o check out, el consumo de los clientes y todo lo relacionado a un hotel. Eso pasa porque yo estudie marketing digital relacionado al turismo y casi todos mis clientes eran hoteles, agencias u operadores. Esa empresa anterior de marketing digital en turismo se vendió para dar paso a Ayenda, con lo que se dio que al final atrapamos, en un inicio, a todos los pequeños hoteles, que no suelen ser muy sofisticados. Y lo que hicimos fue crear esta funcionalidad con un software para que pudieran ser más competitivos versus las grandes cadenas de hoteles o las agencias de viajes en línea.

-¿Que hicieron en concreto? ¿Cuál fue el cambio?

-Como partimos como un emprendimiento y tuvimos la opción de entender de primera mano las dificultades de empresas de mediano tamaño, entonces empezamos a entender que su "dolor" principal no estaba alrededor de administrar mejor su hotel, sino en cómo podían aumentar sus ventas o como podían aumentar su porcentaje de ocupación. Y lo notábamos en cosas tan sencillas como que el uso de nuestro software costaba unos US$50 al mes y muchos nos decían que era muy costoso, que mejor lo contrataban en una próxima ocasión, etc. Pero por otro lado estaban pagando facturas de US$1.000 a Booking.com o Despegar.com. Entonces, finalmente dijimos que era necesaria una nueva marca y funcionamiento que pudiera representar a todos estos pequeños hoteles.

-Un hotel con el rotulo de Ayenda, ¿qué le asegura al cliente?

-Un hotel que tiene el logo o se llaman Ayenda, tiene la marca de garantía, no importando su precio. Se asegura calidad, buenas habitaciones, servicios de calidad y que ya son parte de nuestra cadena. Tienen una seguridad en la contratación del servicio.

 

LA CIUDAD MÁS PELIGROSA DEL MUNDO

-La industria del turismo en Colombia ha tenido un boom en los últimos diez años. ¿Cuáles son las claves de ese impulso?

-Se juntaron dos cosas muy bonitas en Colombia para este crecimiento de la industria turística: por una parte, crear las herramientas y el ecosistema correcto para poder emprender, y eso significó un gran trabajo de transformación, especialmente en Medellín. Tenemos que recordar que en la época de los 90 esa ciudad fue consecutivamente la ciudad más peligrosa del mundo, por varios años consecutivos. Hoy, Medellín ni siquiera aparece en la lista de las primeras 50 más peligrosas del mundo. Y lo anterior tiene que ver con muchas iniciativas de ciudad con inversiones mixtas, tanto públicas como privadas, que apoyan el emprendimiento y mucha gente viniéndose a trabajar y a vivir en Medellín, dadas las buenas circunstancias de la calidad de vida. A la par de lo anterior, el turismo en Colombia viene año a año aumentando significativamente su llegada de visitantes extranjeros, y eso va de la mano con la vuelta de esa sensación de seguridad que tomo el país. Mostrarse como un destino con mucha naturaleza, con ciudades simbólicas, lo cual ha significado mucho para el negocio que nosotros estamos realizando.

-¿Cuál es el perfil de los usuario de Ayenda?

-Hoy es el público local que, en Colombia, viaja de forma muy frecuente. Por lo tanto, puede recomprar de forma habitual. Así partimos, ya que debes competir con empresas muy consolidadas, con alcance global, como por ejemplo Booking.com. Por lo tanto, lo primero fue generar perfiles de clientes que hicieran la recompra de forma habitual, unas cuatro o cinco veces promedio en un plazo de un año o dos, lo que nos permite recuperar la inversión. Por eso que apuntamos a clientes de negocios, a ciudades con esos perfiles, y a su vez a público local para el turismo.

-El modelo de negocio de Ayenda, ¿qué trae el mercado de innovador, en comparación con otras empresas del mercado?

-De pronto, alguien podría pensar que nos parecemos a Booking.com, pero esa es una agencia de viajes, es decir, su trabajo es ofrecer muchísimos alojamientos con el nombre de los mismos hoteles; otro de los casos similares podría ser Tribago, pero la categoría ahí es ser un metabuscador y un comparador de hoteles. Tribago no vende nada. Nosotros, sin embargo, en la categoría en la que estamos, somos una cadena de hoteles, propiamente dicha, ya que tenemos un contrato de franquicias donde la marca esta puesta en la fachada. Nosotros nos parecemos más, obviamente guardando las proporciones, a Marriott o Hilton. 

Nuestros hoteles apuntan a cobrar unos US20 a US$25 la noche. Estamos hablando de la mitad de una tarifa que es percibida como económica. Somos el jugador más representativo e importante de hoteles más económicos en la región.

 

BUENAS NOTICIAS

-Hablando de Airbnb, ¿lo ven como un aliado o un competidor?

-Definitivamente, como un aliado. Nosotros vendemos nuestros servicios y hoteles en Airbnb. Hace muy poco este servicio se abrió a hoteles, y hoy todos los hoteles pequeños, tipo "boutique", los podemos montar en Airbnb y nos da un nuevo canal de venta. Así que felices de trabajar con ellos. De esa alianza esperamos grandes y muchas cosas en el futuro.

-Esta gran llegada de capital que tuvieron, ¿les da un impulso hacia la internacionalización?

-La buena noticia, primero, es que la región se ha hecho muy atractiva para grandes inversiones o fondos internacionales. ¿Qué significa esto para Colombia y la región? Poder tener el capital correcto para que estos emprendedores que hoy existen puedan extender sus líneas de negocios, que nunca hubieran sido concebibles en Latinoamérica. Pensemos que Facebook dio perdidas como empresa por diez años; eso en Latinoamérica no hubiera sido posible. La llegada de inversionistas extranjeros manda un gran mensaje a los emprendedores con ideas más arriesgadas y que necesitan más capital.

-¿Y qué mercado en la región les abre el apetito?

-Primero queremos es adueñarnos del mercado colombiano, y de ahí nos va a tocar la decisión de ver qué mercado es el más atractivo para nosotros. Pero, definitivamente, nuestro objetivo es tener un carácter regional, ya que Colombia es solo el laboratorio y nos da un impulso para replicar este éxito en otras regiones importantes.