Lima. Anglo American PLC gastará unos US$30 millones en planes de desarrollo de comunidades cerca a su proyecto de cobre Quellaveco en Perú, tres años antes de lo planeado, luego de que una reciente protesta amenazó con frenar la construcción de la mina, dijo este miércoles un gerente de la compañía.

Manifestantes en la región sur de Moquegua bloquearon una vía hacia Quellaveco la semana pasada por el temor al impacto ambiental de la mina de US$5.000 millones y para promover más empleos para los residentes.

Eduardo Serpa, gerente de sostenibilidad de Anglo American en Perú, dijo en una conferencia de prensa que las protestas no detuvieron la construcción de la mina, que ahora está construida en un 25% y en camino a iniciar operaciones en 2022.    

Pero las protestas llevaron a la compañía a duplicar los esfuerzos para mejorar las relaciones con la comunidad, tras un acuerdo este lunes con líderes civiles de la zona, expresó.

Serpa dijo que Anglo ya invirtió US$2.000 millones en Quellaveco, que compró en 1992. El depósito tiene 7,5 millones de toneladas de cobre y se espera que genere un 20% de retorno de la inversión.

"Lo que hemos hecho es adelantar lo que ya teníamos comprometido. Nosotros teníamos 650 millones de soles (US$191 millones) para la etapa de operación, y lo que estamos haciendo es trayendo 100 millones (US$30 millones) hacia la etapa ahorita de construcción", dijo Serpa.

Serpa dijo que Anglo ya invirtió US$2.000 millones en Quellaveco, que compró en 1992. El depósito tiene 7,5 millones de toneladas de cobre y se espera que genere un 20% de retorno de la inversión, según el sitio web de la firma.

Las preocupaciones sobre un potencial impacto ambiental de Quellaveco estallaron luego de una protesta en la región vecina de Arequipa contra otro proyecto de cobre, Tía Maria de Southern Copper Corp, al que residentes de la zona se oponen por el temor a que contamine sus cultivos y fuentes de agua.