“Pemex es un muy buen negocio”, dijo el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, al responder si los apoyos fiscales que se le están dando a la petrolera no están siendo un alto costo para el país.

Al participar en la conferencia matutina en Palacio Nacional para explicar el Paquete Económico 2020, comentó que el apoyo fiscal para Petróleos Mexicanos (Pemex) será de 86.000 millones de pesos (US$4.396,4 millones).

Dicho monto proviene de dos partes, 46.000 millones de pesos (US$2.352 millones) son de capitalización y son recursos que provienen del Presupuesto de Egresos de la Federación; el resto proviene de la vía ingresos.

“Pemex es una empresa que estaba sobregravada, lo que le impedía invertir más, por lo que, estamos flexibilizado el régimen tributario de Pemex y por los que vamos a percibir 40.000 millones de pesos (US$2.044 millones)”.

Para Herrera, la reforma energética que se aprobó en el sexenio pasado fue sobrevalorada, pues se pensaba que se iba a subir la producción, pero se redujo en más de la mitad.

A su parecer, mientras más se invierta en Pemex y se tenga una petrolera eficiente, se obtendrán mejores recursos.

“En realidad es muy buen negocio, hay casi 200.000 barriles adicionales y si los multiplicamos por alrededor de US$50 el barril y por los 365 días del año, vemos que es muy buen negocio”.

De acuerdo con datos de los Criterios Generales de Política Económica del 2020, los ingresos petroleros serán por 987.332,7 millones de pesos (US$50.474 millones), lo que significará una reducción de 8,8%, respecto a lo que se espera obtener para el cierre del 2019.

La SHCP contempla que el precio promedio de la mezcla mexicana para 2020 se ubique en un promedio de 49 dólares el barril, en tanto se prevé una plataforma de producción promedio de 1.95 millones de barriles diarios y un tipo de cambio promedio de 19,9 pesos el dólar.

Herrara recordó que en 2004, Pemex producía alrededor de 3,4 millones de barriles diarios, y en 2018 produjo 1,6 millones de barriles diarios, es decir, se redujo la mitad.

“En 11 meses de la administración anterior la producción cayó casi 300,000 barriles. Esto ya se paró, se estabilizó y está habiendo un aumento de la producción”.

Enfatizó que se está teniendo un cambio de estrategia en explotación y producción de Pemex. “Pemex ha dejado de privilegiar la inversión en exploración y producción en aguas profundas para privilegiar la exploración en producción en aguas someras en tierra. Esa es la razón por la que se ha venido estabilizando la producción”.

Reconoció que la exploración en aguas profundas tiene un ciclo de siete años en exploración, tres años en desarrollo y a partir del décimo u onceavo año se empieza a arrojar producción. “Es decir, este rubro no generaría ingresos para esta administración ni para la que sigue”.

A la pregunta de si, ante este panorama de que Pemex se tardaría más de siete años en generar producción, si se permitiría la participación del sector privado, respondió:

“Va aumentar la producción (…) las compañías petroleras nos han traído sus planes y claramente van a estar conscientes de los montos importantes que se tendrán después del sexenio”.

Para Herrera, la reforma energética que se aprobó en el sexenio pasado fue sobrevalorada, pues se pensaba que se iba a subir la producción, pero se redujo en más de la mitad.

Herrera dijo que se está pensando en otra vía de ingresos para Pemex que no viene en el presupuesto; “Pemex tiene algunos campos que son rentables para el estado mexicano, pero no para Pemex, es decir, si Pemex lo explotara, pagaría más en impuestos que los que obtendría en ingresos, entonces, buscamos dar un tratamiento diferencial de tal forma que puedan ser rentables para Pemex”.

El funcionario aseguró que los apoyos a Pemex no significaron recortes al gasto en salud y educación, de hecho, comentó que dichos rubros tuvieron incrementos marginales. En tanto dependencias como presidencia y la misma SHCP sí tuvieron ajustes en su gasto.