Buenos Aires. El Gobierno argentino instruyó a la Secretaría de Energía a convocar a licitación pública para adjudicar una licencia de transporte de gas natural y la construcción de un gasoducto desde la Cuenca Neuquina de Vaca Muerta hasta el Gran Buenos Aires y el Litoral, bajo un régimen especial temporario.

Se trata del Decreto 465/2019 que el presidente Mauricio Macri firmó como punto de partida del proceso de una licitación que será convocada antes de fin de mes para la construcción del gasoducto que permita además transportar la producción de los yacimientos no convencionales de Vaca Muerta.

Mediante ese decreto se creó el régimen especial por 17 años para la adjudicación, mediante licitación pública de una licencia para la prestación del servicio de transporte de gas natural que contemple como obligación el diseño, la construcción y la prestación del servicio de transporte de gas natural mediante un gasoducto.

El presidente Macri había anticipado el llamado a licitación hace tres semanas cuando participó en Neuquén del precoloquio de Idea, donde también se reveló que la nueva licenciataria llevará el nombre de Transportadora Gas del Centro, y se sumará a las ya existentes del Sur (TGS) y del Norte (TGN).

Ese proyecto, cuya inversión se estima demandará entre US$1.700 y US$2.000 millones, prevé una primera etapa de 590 kilómetros, desde la localidad neuquina de Tratayén hasta Salliqueló, donde el nuevo gasoducto puede conectarse con el sistema actual del sistema de transporte de TGS para llegar al Gran Buenos Aires y al Litoral.

La segunda parte de la obra se extenderá desde las proximidades de Bahía Blanca hasta un punto del sistema de transporte de TGN próximo a la ciudad de San Nicolás, al norte de la provincia, por lo que ambas etapas sumarían un total de 1.100 kilómetros de gasoducto y una capacidad de 40 millones de metros cúbicos diarios.