Ciudad de México. La multinacional AT&T hizo un llamado a evaluar los riesgos que podrían derivar de un respaldo de la Suprema Corte de Justicia de México (SCJN) al amparo 717/2016 promovido por Radiomóvil Dipsa, controladora de Telcel, en contra del artículo 208 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR).

La Corte pospuso para la próxima semana una discusión para determinar si el Congreso tiene la atribución para aplicar una regulación asimétrica en materia de prohibición de tarifas o condiciones diferenciadas en los servicios que se originan y terminan en la red del agente económico preponderante, en este caso Telcel, o si dicha facultad sólo corresponde al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

"Antes de su prohibición legal, el efecto 'club' fue una de las prácticas que más dañó a la competencia y a los usuarios", dijo la operadora en un comunicado.

"Consideramos que no debemos regresar a la posibilidad de que el preponderante realice esta práctica que desplaza indebidamente a sus competidores, eleva precios y afecta el bolsillo de los consumidores (…) En AT&T seguiremos trabajando para generar mejores condiciones de competencia, en beneficio de los mexicanos”, añadió.

El artículo 208 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión impone a Telcel a no fijar tarifas o condiciones diferenciadas en todos los servicios que viajen dentro de su red, las llamadas tarifas “on-net” o de efecto “club”, y a no comprar en exclusiva dispositivos celulares, entre otras obligaciones.

Telcel confía en que el máximo tribunal mexicano dará la razón a su argumentación, como ocurrió hace dos años sobre otro amparo ganado en cuanto las tarifas de interconexión de voz o “tarifa cero”.