La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó este martes inversiones por hasta US$495 millones para tres planes de exploración de Petróleos Mexicanos (Pemex) dentro de la asignación en aguas someras Chalabil, frente a Tabasco, donde espera encontrar hasta 177 millones de barriles de petróleo crudo equivalente en recursos prospectivos de crudo para el país.

Con estos trabajos, que se desarrollarán entre el 2020 y 2023, la estatal tiene ya comprometido un total de 22 planes exploratorios, cuyos escenarios mínimos o base le permitirían añadir recursos por 3,700 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, aunque de tener éxito inicial en las actividades, llegará hasta los escenarios incrementales de perforación, en que espera añadir hasta 5,869 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Las inversiones asociadas a estas exploraciones ascienden como mínimo a US$1.332 millones en el 2020; para elevarse a US$2.400 millones en el 2021; hasta US$3.400 millones en el 2022, y llegarán hasta US$4.100 millones en el 2023, en los escenarios máximos de las actividades exploratorias que realiza por primera vez Pemex desde hace más de una década en el país.

Las aprobaciones del martes fueron los últimos tres de nueve planes en asignaciones del proyecto Chalabil, frente a las Cuencas del Sureste en aguas someras de Tabasco. En las primeras dos asignaciones, se espera encontrar crudo ligero, mientras que en el tercero la prospectiva es de crudo mediano y pesado.

En la primera sesión extraordinaria de su órgano de gobierno, la CNH aprobó también a Pemex la perforación del pozo Nikita 1 en aguas someras, misma que se llevará a cabo entre el 5 de abril y el 13 de mayo del 2020.

En el primero de los planes, de la asignación AE 0154, se perforará el pozo Bayhal 1 a 3.000 metros bajo el nivel del mar, en la búsqueda de hasta 51 millones de barriles de petróleo crudo equivalente. La inversión en el escenario incremental se elevará a US$53,5 millones entre el 2020 y 2023.

En la asignación AE 0156, donde incluso se ha realizado ya la perforación de 14 pozos que sirvieron como base de algunos de los campos prioritarios que hoy desarrolla Pemex, se perforará en un escenario base el pozo Kamik 1, aunque también se buscará perforar en un escenario incremental los pozos Uts y Maak. Con probabilidades de éxito comercial de 36% para el hallazgo de crudo ligero, se realizarán inversiones por hasta US$166 millones. En la asignación más profunda del proyecto Chalabil, que es a AE 0158, se perforará en un escenario base el pozo Batsil, que se espera resulte productor de aceite y gas.

En la primera sesión extraordinaria de su órgano de gobierno, la CNH aprobó también a Pemex la perforación del pozo Nikita 1 en aguas someras, misma que se llevará a cabo entre el 5 de abril y el 13 de mayo del 2020. Con una inversión total de 681 millones de pesos. Sin embargo, el uso de la plataforma arrendada por la estatal para estos trabajos y los recursos que les serán destinados postergarán hasta nuevo aviso el arranque de la perforación Asab 1, que Pemex tiene suspendida en el área contigua al campo Zama, donde se espera una unificación del yacimiento.