Ciudad de México.- El embajador de China en México dijo el lunes que dos bancos de su país están financiando parte de la construcción de la nueva refinería que levanta la petrolera estatal mexicana Pemex en el sur mexicano, aunque la secretaría de Energía dijo que la obra se está costeando totalmente con fondos federales.

El embajador Zhu Qingqiao dijo a periodistas tras un evento que el financiamiento de unos US$600 millones proviene de los gigantes estatales Bank of China y del ICBC.

Energía dijo a Reuters en una consulta aparte que toda la obra, la cual el Gobierno mexicano estima tendrá un costo de unos US$8.000 millones, está siendo costeada por fondos federales.

La controversial refinería está planificada para procesar 340.000 barriles por día de crudo pesado y varias empresas extranjeras están participando en el proyecto tras una reciente licitación por "invitación restringida". Entre ellas se cuentan Fluor, Samsung Engineering y KBR.

Especialistas han advertido que la construcción de la obra en Dos Bocas, en el estado Tabasco, presionará las finanzas públicas además de ocasionar daños ambientales, ambas objeciones descartadas por el Gobierno que argumenta que es necesaria para sustituir las ingentes importaciones de gasolina y diesel.

La construcción de la refinería arrancó el 1 de junio del año pasado, y el gobierno se ha impuesto un plazo de tres años para que arranque operaciones.

* Con información de Reuters y El Economista de México.