BBVA Argentina registró un beneficio neto atribuido de US$ 33 millones (3.380 millones de pesos argentinos)  en el tercer trimestre del año, lo que supone un retroceso del 37,7% con respecto al mismo periodo del año anterior, según se desprende del informe de cuentas trimestrales del banco.

La entidad ha constatado durante el trimestre unos mejores ingresos operativos por los mejores resultados observados en los ingresos por comisiones e intereses. Sin embargo, el incremento en algunos gastos operativos, como los gastos de administración y de personal, han explicado buena parte de la reducción de los beneficios.

El director financiero del banco en Argentina, Ernesto R. Gallardo, ha valorado de forma positiva que durante este trimestre los conflictos derivados de la pandemia han comenzado a suavizarse gracias al avance en las campañas de vacunación.

Sin embargo, ha advertido de que persiste la incertidumbre generada por el actual proceso electoral y las negociaciones entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reestructurar unos US$ 45.000 millones de dólares.

"Se mantuvo la incertidumbre propia del marco político vigente en medio de un proceso electoral y de definiciones a tomar respecto al tan necesario plan económico del país en relación con la negociación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional", ha explicado Gallardo.

El resultado neto por intereses entre julio y septiembre de BBVA Argentina ascendió hasta unos US$ 291 millones (29.209 millones de pesos argentinos), un 15% más, mientras que los ingresos por comisiones se situaron en los US$ 61 millones (6.186 millones de pesos argentinos), un 35% más.

Por su parte, los ingresos operativos netos de la entidad en el país sudamericano ascendieron hasta los US$ 364 millones (36.513 millones de pesos argentinos), un 9,6% más; mientras que los gastos operativos fueron de US$ 231 millones (23.241 millones de pesos argentinos), un 22,1% más.

En concreto, la partida de "beneficios al personal" se incrementó en un 5,6%, hasta US$ 73 millones (7.381 millones de pesos argentinos), mientras que los costes administrativos fueron de US$ 87 millones (8.801 millones de pesos argentinos), un 32,4% más.

En términos de actividad, la financiación total al sector privado entre julio y septiembre se redujo en un 2,8% con respecto al segundo trimestre de 2021 y un 13,8% en comparación con el mismo trimestre de un año antes, con un total de US$ 3.388 millones (339.887 millones de pesos argentinos).

Los depósitos totales consolidados al tercer trimestre sumaron US$ 6.289 millones (630.776 millones de pesos argentinos), un 5,2% menos con respecto al trimestre anterior, pero un 5,3% más que el año pasado.

Por su parte, el ratio de mora del tercer trimestre se situó en el 2,54%, con una cobertura del 181,76%. A cierre del tercer trimestre, la participación de mercado de BBVA en Argentina alcanzó un 8,08%.

En los nueve primeros meses del año, el beneficio atribuido del banco en Argentina fue de US$148,730 millones (14.917 millones de pesos argentinos), un 2,2% más.