El Observador de Uruguay. El Banco Interamericano de Desarrollo -a través de su instrumento BID Invest- aprobó para el Consorcio Vía Central un paquete financiero por US$500 millones para la construcción, rehabilitación y mantenimiento de los 273 kilómetros de líneas de ferrocarril entre Montevideo y Paso de los Toros, en el marco del proyecto Ferrocarril Central.

Vía Central está integrada por las empresas uruguayas Saceem y Berkes, la española Sacyr y la francesa NGE.

Este paquete financiero tiene un plazo de hasta 17 años y consiste en un préstamo senior de hasta US$440 millones y un préstamo subordinado de hasta US$60 millones, fondeados por BID Invest y un grupo de bancos comerciales e inversionistas internacionales, según se informó desde la institución financiera.

El financiamiento que demandará el proyecto Ferrocarril Central incluye un plan financiero por unos US$1.000 millones.

Además de este préstamo aprobado, la estructura de financiamiento del consorcio incluye aportes de capital de otros bancos multilaterales como el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y otros organismos internacionales.

Dentro de ese monto están contemplados US$825 millones que ofertó este consorcio privado para hacerse cargo de la obra –además de costos de estructuración-, que está embarcado bajo el régimen Participación Público Privada. Por este mecanismo, el Estado pagará un precio anual de unos US$146 millones a lo largo de 15 años.

Además de este préstamo aprobado, la estructura de financiamiento del consorcio incluye aportes de capital de otros bancos multilaterales como el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y otros organismos internacionales.

Clave para UPM. La obra tiene estipulado un plazo de 36 meses y por ello debe comenzar por lo menos un año antes que UPM inicie la construcción de su segunda pastera en Paso de los Toros, en caso que confirme su inversión. 

La empresa finlandesa ya ha expresado públicamente que antes de tomar una definición necesita avances concretos en la obra del ramal ferroviario que comunica Paso de los Toros con Montevideo. Esto porque en los planes originales la obra civil de la planta está previsto que insuma 24 meses.

Los ejecutivos de la finlandesa UPM se plantearon como objetivo comunicar al gobierno uruguayo su decisión definitiva sobre la instalación de su segunda planta de producción de celulosa en la segunda quincena de junio, antes de que se realicen las elecciones internas.