Con la integración de tecnologías sustentables para hacer el empaque de panes compostable, Grupo Bimbo prevé un aumento de sus ventas, de forma indirecta, durante este año, al captar a un nuevo tipo de cliente que responde a la protección del medio ambiente.

Durante el lanzamiento de la campaña #SinDejarHuella, Daniel Servitje, Presidente y director general de Grupo Bimbo anunció el logro en innovación para reducir el uso del plástico por empaques compostable (que se degradan a través de organismos vivos que lo utilizan como fuente de carbono en un periodo de un año). "El compromiso de la empresa hacia el 2025 en materia de residuos establece que el 100% de sus productos serán reciclables y/o compostables”, dijo el presidente de Bimbo.

En entrevista posterior, Jorge Zarate, director Global de Operaciones y líder Global de la iniciativa de Sustentabilidad de la transnacional, precisó que el valor del empaque ronda entre 3 y 5% del total del producto, que si bien es un gasto en innovación este no se traducirá en el costo del consumidor. Por el contrario, se espera un efecto de mayor consumo en sus productos como una opción sustentable.

“(El incremento de ventas) No fue el objetivo, pero encontramos que una parte importante de la población, sobre todo los jóvenes que buscan cómo aportar a la sustentabilidad de su medio ambiente y ellos buscan con qué ingrediente lo utilizan y qué tipo de empaque, con lo cual sí pensamos que vamos a tener nuevos tipos de clientes consumidores”.

En el 2018, Bimbo alcanzó ventas por US$15.000 millones. “No íbamos por la búsqueda  de crecimiento, sino de una característica de aportar al planeta (...) esperamos que sea muy grande el crecimiento (de consumo)”, pues el pan Vital que ya cuenta con el material compostable presenta aumento en la demanda por arriba del dígito.