San Francisco.- Boeing anunció este martes que destinó US$100 millones para abordar las necesidades familiares y comunitarias de los afectados por los dos trágicos accidentes ocurridos en octubre pasado y en marzo de este año en Indonesia y Etiopía.

Boeing dijo que los fondos son una inversión inicial que será pagada en el transcurso de varios años para ofrecer apoyo en áreas como educación, privaciones y gastos cotidianos de las familias de las personas que murieron en los "trágicos accidentes" del vuelo 610 de Lion Air de Indonesia y el vuelo 302 de Ethiopian Airlines.

Los dos accidentes aéreos de aviones Max 737 de Boeing causaron la muerte de 346 personas y condujeron al confinamiento a tierra de este modelo de avión desde marzo.

"En Boeing lamentamos la trágica pérdida de vidas en estos dos accidentes. Estas vidas perdidas seguirán pesando profundamente en nuestros corazones y en nuestro pensamiento en los años por venir", dijo Dennis Muilenburg, presidente y director general de Boeing.

Boeing dijo que sus empleados han sido animados a hacer donaciones en apoyo a las familias afectadas por los accidentes y dijo que la compañía "ofrecerá una cantidad igual a la donada por los empleados hasta el 31 de diciembre de 2019".

Muilenburg ofreció sus "más profundas condolencias" a los familiares de las víctimas y expresó la esperanza de que los fondos contribuyan a "darles consuelo".

Boeing dijo que sus empleados han sido animados a hacer donaciones en apoyo a las familias afectadas por los accidentes y dijo que la compañía "ofrecerá una cantidad igual a la donada por los empleados hasta el 31 de diciembre de 2019".

Boeing ha sido criticado en los últimos meses por la seguridad de sus aviones 737. La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos está presionando a la empresa para que actualice y mejore un software de control de vuelo culpado en parte por los accidentes ocurridos en un lapso de cinco meses.