El fabricante aeronáutico estadounidense Boeing estima que el 737 MAX volverá a volar a mediados de 2020, según ha informado este martes a sus clientes y proveedores en un comunicado.

El 737 MAX lleva en tierra desde marzo de 2019 por dos accidentes mortales de este modelo en Etiopía e Indonesia. Su prohibición a ser usado por los reguladores de la aviación civil de varios países ha provocado que aerolíneas comiencen a suspender sus pedidos de dicho modelo.

Boeing ha atribuido su estimación a su "experiencia hasta la fecha con el proceso de certificación" y ha avisado de que esta previsión está sujeta al "riguroso escrutinio" por parte de las autoridades reguladores.

Sin embargo, tras conocerse el comunicado de Boeing, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) ha subrayado que no existe una fecha concreta para levantar la prohibición al 737 MAX y que la seguridad es la "máxima prioridad".

"Entendemos y lamentamos las continuas dificultades que la paralización del 737 MAX ha generado en nuestros clientes, reguladores, proveedores y el público general", ha asegurado Boeing. La empresa dará más detalles del proceso de volver a poner en el aire el modelo durante la presentación de sus resultados trimestrales de la semana que viene.

Justo después de hacer pública la estimación de que el avión permanecerá sin poder volar hasta mediados de año, la cotización del fabricante aeronáutico ha llegado a desplomarse casi un 5%, hasta situarse en los US$308,4, lo que representa su nivel más bajo desde diciembre de 2018. Durante unos minutos, la cotización de sus acciones en la Bolsa de Nueva York ha estado suspendida.