La Paz.- La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) suscribió contratos con empresas internacionales agroambientales para venderles más de 206.750 toneladas de urea que será destinado a mercados de la región, cuyo valor supera los US$60 millones.

Las empresas que se adjudicaron la compra del fertilizante son Dreymoor Fertilizers Overseas PTE LTD, de Singapur con filial en Brasil, que comprará 29.500 toneladas por año y cuyo destino del producto será a Perú, Paraguay y Uruguay.

Una segunda compañía es la Swiss Singapore Overseas Enterprises PTE LTD, que se adjudicó un volumen de 97.250 toneladas por año con destino a Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay; y la tercera es la empresa brasileña Hinove, por la compra de 80.000 toneladas anualmente que se destinarán a ese país.

El presidente de YPFB, Óscar Barriga, firmó en representación de Bolivia los acuerdos con las empresas extranjeras.

Las primeras dos empresas recibieron sus documentos de firma oficiales esta jornada en un acto que se realizó en ocasión de la visita del presidente Evo Morales y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, a la Planta Industrial de Urea y Amoniaco de Bulo Bulo, en Cochabamba, al centro de Bolivia.

Según el titular de la petrolera boliviana, las entregas de urea a estas empresas se iniciarán en junio y se dividen en cuotas mensuales de acuerdo al programa establecido en la licitación publicada previamente en la página web de YPFB, siendo éste el primer proceso del año bajo esta modalidad.

Asimismo, explicó que, bajo otra modalidad para el mercado interno boliviano, también se llegó a un acuerdo comercial con la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) para la provisión de urea granulada.

La Planta de Urea y Amoniaco tiene como objetivo cubrir la demanda del mercado interno y exportar los excedentes.

En la oportunidad el presidente Morales recordó que la nacionalización y la industrialización de los recursos naturales, en especial los hidrocarburos, logró una renta petrolera que subió de 3.208 millones a US$27.480 millones entre 2005 y 2018.  

"En el tema de inversión, en promedio, antes se invertía como US$200 millones. Ahora promedio invertimos como US$2.000 millones", destacó.

En su discurso, Morales explicó que más de 400.000 toneladas de la producción de la planta de urea y amoniaco fueron exportadas el año pasado a Brasil. Este año está previsto una producción de más de 500.000 toneladas.