Buenos Aires. La cosecha de soja de Argentina sería de 52 millones de toneladas, por debajo de los 54,4 millones estimados previamente, debido a que regiones productoras continúan siendo afectadas por altas temperaturas y una escasez de lluvias, dijo este jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

En los últimos días la región agrícola central de Argentina se registraron lluvias que aliviaron a lotes sembrados de manera tardía, que aún están determinando rendimientos.

Sin embargo, la BCBA dijo que en amplias zonas de las provincias de Córdoba y Santa Fe las precipitaciones fueron limitadas afectando al principal cultivo de Argentina, que es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja.

“En estas últimas regiones continuamos registrando mermas de rinde sobre gran parte del área de segunda, que aún transita etapas críticas de fijación de vainas o llenado del grano bajo condiciones de déficit hídrico”, dijo la Bolsa en su reporte semanal de cultivos.

La entidad agregó que espera que las temperaturas continúen siendo superiores a las habituales en la región afectada durante los próximos días, lo que podría empeorar el estado de los cultivos.

Con respecto al maíz 2019/20, la BCBA mantuvo su previsión de producción para el cereal en 50 millones de toneladas, pero señaló que lotes sembrados en Córdoba también están sintiendo la falta de agua y elevadas temperaturas.

Hasta el miércoles, los agricultores argentinos habían recolectado el 6,7% de los 6,3 millones de hectáreas sembrados con maíz. Argentina es el tercer exportador mundial del cereal.