Brasilia. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, participó este miércoles en Anápolis, estado de Goiás (centro-oeste), en la firma del contrato de concesión del Ferrocarril Norte-Sur, el cual irá de Porto Nacional, Tocantins (sureste) a Estrela D'Oeste, Sao Paulo (oeste).

El ferrocarril es uno de los principales canales para el flujo de la producción agrícola brasileña y se espera que las operaciones en la sección central comiencen a finales de 2019.

La empresa brasileña Rumo Logística, ganadora de la licitación, se comprometió a invertir 2.720 millones de reales (unos US$720 millones) en el proyecto.

El objetivo del ferrocarril es transportar la producción industrial de Sao Paulo a la región del centro-oeste y transportar granos desde Tocantins, Goiás y Mato Grosso (centro-oeste), hasta el puerto de Santos para su exportación.

Durante la firma del contrato, Bolsonaro destacó la importancia del emprendimiento para el transporte de la producción nacional.

"Es la columna vertebral del transporte en Brasil. Con el inicio de la operación se abaratará el flete y como consecuencia los bienes al final de la línea llegarán más baratos para el consumidor, consumiremos menos gasoil, (habrá) menos accidentes en las carreteras", dijo Bolsonaro.

"Es la columna vertebral del transporte en Brasil. Con el inicio de la operación se abaratará el flete y como consecuencia los bienes al final de la línea llegarán más baratos para el consumidor, consumiremos menos gasoil, (habrá) menos accidentes en las carreteras", dijo.

Con un total de 1.537 kilómetors, el tramo concedido se divide en dos tramos: el primero, entre Porto Nacional (Tocantins) y Anápolis, con una extensión de 855 km; y el segundo, que abarca el trayecto entre Ouro Verde de Goiás (Goiás) y Estrela D'Oeste, con una extensión de 682 km. 

El ministro de Infraestructura, Tarcísio Gomes de Freitas, dijo que el gobierno emprende una "revolución ferroviaria" en el país y tiene la intención de seguir invirtiendo, a través de alianzas privadas, cada vez más en el sector.

La ministra de Agricultura, Tereza Cristina, dijo que la concesión ferroviaria Norte-Sur será importante para resolver los obstáculos de la logística agrícola en el país.    

Según Cristina, el 40% del costo de la producción brasileña está ligado a la logística de distribución y transporte.