Río de Janeiro. El gobierno brasileño espera realizar 23 licitaciones de infraestructura, incluyendo puertos y aeropuertos, en los primeros 100 días de gestión de Jair Bolsonaro, que empezó el pasado 1 de enero, según afirmó el mismo mandatario.

En su perfil de la red social Twitter, Bolsonaro aseguró que las 23 licitaciones que lanzará su gobierno incluirán la gestión de terminales portuarias y de aeropuertos, algo que ya había prometido durante la campaña electoral para reducir el peso del Estado en la economía.

Más de la mitad de las licitaciones serán aeropuertos. El próximo 15 de marzo, hay marcada la concesión de 12 aeropuertos del país a la iniciativa privada, entre ellos los de capitales regionales como Recife (Pernambuco), Joao Pessoa (Paraíba), Maceió (Alagoas), Aracaju (Sergipe), Cuiabá (Mato Grosso) o Vitória (Espirito Santo), entre otros.

Ya en el ámbito portuario, la previsión es realizar la licitación de diez áreas apenas en el primer semestre de ese año. Las tres primeras subastas serán el 22 de marzo en puertos de Paraíba (noreste del país), que requerirán inversiones de 100 millones de reales (unos US$27 millones).

Bolsonaro también resaltó la expansión de los proyectos de asociación público-privada (PPI), en especial en el área de energías renovables.

"El medio ambiente y el plano energético de matrices limpias y renovables: sabemos de este alto potencial peculiar en nuestro vasto país, generando empleos, inversiones y desarrollo. Estas actitudes están en fase de expansión y ya están saliendo del papel", comentó.